Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda RFEF

Bikoro alcanza los 13 partidos sin jugar esta Liga

►El futbolistas del Hércules cumple este domingo su segundo ciclo de amonestaciones esta temporada ►Se ha perdido seis jornadas fruto de sus estancias con la selección de Guinea y solo una por molestias físicas

Federico Bikoro entrena con el Hércules en Fontcalent a su regreso de la Copa de África. Hugo Izquierdo / HCF

¿Motor del equipo o lastre? La disyuntiva escuece. Federico Bikoro se perderá el domingo su partido número 13 esta temporada, casi la mitad de los que se van a disputar en la fase regular (34). Frente al Marchamalo, el centrocampista del Hércules cumplirá su segundo ciclo de amonestaciones este curso. El primero lo culminó justo antes marcharse en Navidad con la selección de Guinea Ecuatorial.

El futbolista más influyente en el ataque blanquiazul junto a Pedro Sánchez se va a quedar fuera del 40% de los partidos de Liga y solo uno ha sido por molestias físicas. El primero de todos, el del estreno del equipo en la cuarta categoría. Ese día, frente al Granada B, Mora optó por Toscano y David Sánchez como pivotes en el Rico Pérez. 

Después, las veces que no ha entrado en las convocatorias ha sido por decisión técnica (frente al Mar Menor, en San Javier, como «castigo» tras demorar su regreso de la Copa de África) o por estar disputando partidos internacionales (en cinco ocasiones, dos antes de enero). El resto, siete, han sido por encontrarse sancionado.

El balance en la segunda vuelta es demoledor. Con el del domingo, Bikoro no habrá jugado 9 semanas de las 17 de competición, cinco de ellas de forma consecutiva por su expulsión en Buñol frente al Levante B. Buena parte de la inconsistencia gradual que ha manifestado el Hércules en el segundo tramo de la temporada tiene que ver con sus bajas reiteras y con las del segundo capitán.

EL DATO

35 años desde la última vez que se completó una vuelta entera sin ganar como visitante

►El Hércules cerrará el domingo la segunda vuelta sin haber logrado una victoria lejos del estadio Rico Pérez, algo que no sucedía desde hace 32 años. La última vez que el equipo alicantino no ganó ni un solo partido como visitante en el segundo tramo de la competición fue en el curso 89-90, en su primera etapa en el grupo IV de Segunda B. Solo dos años antes de esta mala racha, el Hércules llegó a estar toda una temporada, la 87-88 (en la que terminó descendiendo a Segunda B) sin sumar tres puntos a domicilio. Ayer se cumplieron cuatro meses del último triunfo blanquiazul en un campo distinto al suyo. Fue en La Solana, donde el Marchamalo, su próximo rival, ejerce como local.

El atacante de Aspe lleva desde el pasado 27 de febrero sin completar un encuentro de Liga. Ha permanecido ocho semanas sin poder entrenar con normalidad y de los 10 partidos en los que no ha podido ayudar al equipo, ocho han sido en la segunda vuelta, que en la práctica son 10 porque aunque en las dos últimas fechas, frente a Mancha Real y Toledo, ha entrado mediada la segunda parte su concurso ha sido residual porque apenas acumula 45 minutos entre los dos choques.

La mejor racha de resultados del Hércules este curso, la de las seis victorias consecutivas, se dio con el hallazgo del entrenador de adelantar a Bikoro a la posición de interior, al lado de Pedro Sánchez, tras aceptar por fin el técnico blanquiazul que el aspense se perdía para la producción ofensiva como extremo.

En cuanto se disolvió esa sociedad, primero por la disputa del torneo africano en enero y luego por la lesión del segundo capitán, el campeón de invierno comenzó a dar muestras serias de incapacidad ofensiva. La falta de acierto arriba se encontró entonces con el carrusel de errores grotescos en defensa y ni Pedro Sánchez ni, sobre todo, Federico Bikoro, han sido capaces de tirar del equipo hacia arriba.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats