Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿A la quinta será la vencida?

El Hércules disputará a partir de la próxima semana su quinto «play off» en la última década en la que ha estado en tres categorías distintas y siempre acabó en decepción. La derrota ante la Ponferradina, el recuerdo más reciente

Desolación en el Rico Pérez tras volver a caer ante el Cádiz en la temporada 18-19 RAFA ARJONES

Ya toca una alegría después de tantos sinsabores durante tantos años. Es el momento de cambiar el signo de las últimas temporadas y, pese a que en ésta no existe un optimismo desmesurado, el Hércules tiene la ventaja de jugar en el Rico Pérez todo que le queda hasta el final. No es fácil tener todas las condiciones de cara y los de Sergio Mora tienen una oportunidad única de salir del pozo en el que se metieron tras una lamentable pasada campaña.

El Hércules certificó el pasado domingo, tras el agónico empate en su visita al Toledo (1-1), su quinta participación en una fase de ascenso durante la última década en la que ha militado en tres categorías diferentes.

La primera ocasión en la que disputó una fase extra para optar al ascenso fue en la temporada 2011-12, justo tras el descenso de Primera, en la que se enfrentó y cayó eliminado ante el Alcorcón en la primera ronda para intentar el regreso a la máxima categoría.

Derrota ante el Alcorcón en 2013 Jose Navarro

En la temporada 2014-15, un año después de un nuevo descenso a Segunda B, el Hércules volvió a disputar una fase de ascenso en eliminatorias de ida y vuelta. En la primera ronda superó al Murcia (1-1 y 0-1) para caer en la segunda ante el Cádiz (2-1 y 1-0).

En la siguiente temporada, el Hércules volvió a pelear por el ascenso en las eliminatorias. El conjunto alicantino superó al Tudelano en la primera ronda (0-1 y 1-0) y al Toledo en la segunda (0-1 y 2-2) para caer en la final de nuevo ante el Cádiz (1-0 y 0-1).

Chechu tras la polémica eliminatoria ante el Cádiz ALICANTE ACTUALIDAD

La penúltima clasificación para una fase de ascenso llegó en la temporada 2018-19 en la que el Hércules, dirigido por Lluis Planagumà, logró el subcampeonato del grupo III de Segunda B.

El equipo alicantino venció al Barakaldo en la primera ronda (1-1 y 0-0) y al Logroñés en la segunda (3-1 y 0-0) para caer en la final ante la Ponferradina (1-3 y 1-0).

A diferencia de las anteriores ocasiones, el Hércules disputará esta fase de ascenso a dos eliminatorias a partido único y contará con la ventaja de que esta fase se celebrará en la provincia de Alicante y en el estadio Rico Pérez a falta de confirmación oficial.

Benja tras caer ante la Ponferradina Alex Dominguez

Chuli, optimista

El delantero del Hércules Chuli afirmó ayer que para él es una ventaja que el equipo vaya a disputar la fase de ascenso a Primera RFEF en Alicante. «Tenemos la opción de tener a nuestra gente cerca, de que la ciudad esté con nosotros y no nos tenemos que desplazar», dijo el delantero, quien confió «plenamente» en que Alicante se volcará con el Hércules. El atacante concedió máxima importancia al partido de la última jornada ante el Marchamalo y a la opción de lograr cerrar la competición en la tercera posición. «Afrontar desde una victoria y en línea ascendente un play off siempre es mejor. Sería un broche bonito y nos daría un plus mental», dijo el delantero, quien aseguró que preparará este próximo partido «como si ya fuera uno de la fase de ascenso». 

Chuli destacó la unión y el compromiso del vestuario durante toda la temporada, aunque admitió que la rueda de prensa del martes, en la que todos los estamentos de la entidad pidieron la ayuda de la afición, ha rebajado algo la tensión del entorno. «Necesitamos muchísimo a la gente porque en un partido siempre hay altibajos», dijo el jugador onubense, quien lamentó que el Hércules dejara de creer en sí mismo durante gran parte de la segunda vuelta.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats