La posible fusión entre el Hércules y el Intercity no parece a priori que vaya a ver la luz la próxima temporada pese a que el club de negro se muestra dispuesto «a estudiar cualquier opción que nos haga tener más valor», según Toni Gallego, CEO del Intercity. En el caso del Hércules, no existe de momento ninguna intención de sentarse a negociar y Enrique Ortiz tiene claro que seguirá en su misma postura, buscando un socio que le ayude a llevar el peso económico de la temporada en busca de conseguir el ascenso a la Primera RFEF.

«El Hércules tiene una afición espectacular, mientras que su deuda es la principal parte negativa junto con la situación actual y el estar en la cuarta categoría», señaló Gallego, que asegura que no ha habido ninguna reunión ni acercamiento entre ambas partes. «Por lo menos desde que llegué en noviembre», añade el presidente del Lucentum. «No ha habido nada», insiste.

Mientras, en el Hércules de momento no parece la propiedad dispuesta a negociar ningún tipo de fusión ni de venta y Ortiz quiere seguir su camino pese al historial de fracasos deportivos que está acumulando el Hércules temporada tras temporada. El Intercity, por contra, sí que deja claro que se encuentra abierto a negociar cualquier opción. En cualquier caso, el tiempo no supone ahora mismo un aliado para cualquier operación, ya que solo se dispone hasta el 30 de junio.