El tiempo apremia, tanto que Lolo Escobar decidió ayer anular la jornada de descanso fijada por su predecesor para el martes festivo, día de la Constitución, y convocar a todos los jugadores, incluidos los lesionados, a las 13 horas en el campo de entrenamiento de Fontcalent.

El sustituto de Ángel Rodríguez en el banquillo del Hércules, apenas dedicó diez minutos a presentarse y desentrañar a grandes rasgos su modelo de trabajo, prefirió entrar en faena sin saber todavía si tiene asegurada su presencia a pie de campo en la visita del filial del Real Zaragoza al Rico Pérez este domingo, 18 horas. Para que eso ocurra, la propiedad deberá finiquitar antes al leonés, que hoy está citado en las oficinas del estadio para negociar, en la medida de lo posible, la rescisión de su contrato, algo para lo que presumiblemente tocará desembolsar hasta el último euro que se pactó con él en julio.

El preparador castellano, que se despidió el lunes de los que habían sido sus futbolistas, se marchó después de dirigirse a los jugadores en tono serio, pero cordial, deseándoles la mejor de las suertes porque, en su último día, aún seguía convencido de que la plantilla debía de haber dado mucho más aunque él no se lo supiera sacar firmando unas estadísticas de candidato claro al descenso.

Mientras estaba recopilando sus enseres personales en el barracón al final de la sesión de recuperación, algunos jugadores, pocos, decidieron entrar en su «oficina» para decir personalmente adiós al que hasta esa misma mañana había sido su líder en el vestuario.

Lolo Escobar, que aceptó el lunes por la tarde las condiciones de su vínculo contractual con el Hércules, firma hasta junio con opción a otra temporada más garantizada en caso de cumplir un mínimo bastante factible, es decir, no vinculado al ascenso directo, algo en lo que nadie tiene fe porque habría que recuperarle cuatro partidos a los cuatro equipos que ahora ocupan la parte más alta de la clasificación.

Los 17 ENTRENADORES que han dirigido al Hércules desde 2014

  • 2014-15: José Rojo 'Pacheta' y Manolo Herrero.
  • 2015-16: Manolo Herrero y Vicente Mir.
  • 2016-17: Luis García Tevenet y Carlos Luque.
  • 2017-18: Gustavo Siviero, Claudio Barragán y Josip Visnjic.
  • 2018-19: Lluis Planagumá.
  • 2019-20: Lluis Planagumá, Jesús Muñoz, Vicente Mir y Antonio Moreno.
  • 2020-21: David Cubillo, Alejandro Esteve y Manolo Díaz.
  • 2021-22: Sergio Mora.
  • 2022-23: Ángel Rodríguez y Lolo Escobar.

Manuel María Escobar Rodríguez, "Lolo", se convierte en el décimo séptimo entrenador blanquiazul desde que el equipo alicantino cayó a Segunda B en 2014. La media de dos preparadores por campaña es un reflejo de la deriva de una entidad que no encuentra la fórmula para recuperar su sitio en el fútbol profesional.

José Escobar será el hombre de confianza del extécnico del Mirandés desempeñando la tarea que hasta el lunes realizaba David Porras. El objetivo más urgente del nuevo tándem técnico es dotar de una identidad defensiva a un bloque que lleva siete semanas sin ganar, incluyendo la eliminatoria de Copa, y que encaja goles con una facilidad insultante, también frente a conjuntos de la parte baja. 

Lolo Escobar tiene previsto seguir, desde hoy, el plan habitual de entrenamiento diario hasta el día del partido, por lo que esta semana no habrá día libre para la plantilla, que tiene que asimilar a marchas forzadas la idea de juego del entrenador de Don Benito, que ha pasado la mayor parte de su vida residiendo en Madrid. En su primer día, quiso pasar revista a todos los hombres disponibles, incluido un nutrido grupo de integrantes del filial, a los que no descarta utilizar antes el parón navideño si no le convence lo que ve.