Hércules CF

El día que Cruyff estrenó el baile del Rico Pérez

Emotivo estreno del documental de INFORMACIÓN que repasa los 50 años de vida del estadio del Hércules

David Marín

David Marín

Luces, cámara, acción. Y, de repente, estamos en 1974. Cincuenta años de viaje en el tiempo a través de un documental de 35 minutos de duración que repasa la historia del estadio José Rico Pérez, desde el contexto histórico que llevó a su construcción hasta el día de hoy. Punto de encuentro de cientos de miles de herculanos en medio siglo de vida.

«50 años del Rico Pérez, la casa del Hércules», presentado este viernes en el Teatro Principal de Alicante, en una jornada de herculanismo en vena, es una joya audiovisual que emociona a cualquier herculano. Al joven por contemplar cómo se gestó la que ahora es su casa. Al veterano por recordar aquellos tiempos en blanco y negro y cómo los sueños se hicieron realidad y las pesadillas siempre acaban quedando, por fortuna, para el olvido.

El documental, dirigido por Toni Cabot, director de INFORMACIÓN, con la inestimable colaboración del camarógrafo alicantino Luis Colombo, que puso a disposición de la obra un buen número de imágenes inéditas de la época, y el trabajo de Ramón Pérez, David Olcina y el equipo de INFORMACIÓN TV despertó un sinfín de emociones en el público presente, que rompió en aplausos a la conclusión de la proyección, cuyo desenlace escogido es la imagen de felicidad de los aficionados herculanos invadiendo el terreno de juego el pasado 5 de mayo.

Hércules-Barça, el estreno

Pese a que la producción audiovisual hace un recorrido sobre los años previos al estreno del estadio Rico Pérez, el epicentro que sirve como núcleo de la historia es el partido inaugural que enfrentó al Hércules contra el Barcelona, pese a que el Bayern de Múnich se postuló como posible rival para aquel duelo que tuvo lugar en el mes de agosto de 1974.

En aquel Barça jugaban múltiples estrellas, entre ellas el neerlandés Johan Cruyff, aunque el amistoso se cerró como parte de un traspaso entre dos jugadores que tomaron direcciones opuestas entre Alicante y Barcelona: los culés ficharon a Joaquín Albadalejo y los blanquiazules se hicieron con los servicios de José Antonio «Tigre» Barrios.

Aquel choque dejó los dos primeros goleadores del Rico Pérez, que fueron los azulgranas Rexach y Asensi. Aunque en su alocución previa a la proyección Cabot destacó una jugada de Cruyff: «Una arrancada con el balón en los pies desde el centro del campo hasta la frontal del área, como una gacela, sorteando un sinfín de patadas que intentaban tirarlo, hasta que alguien lo logró; esa fue una de las carreras más bellas que he presenciado, por encima del gol de Maradona en el Mundial de México».

Protagonistas históricos

Como colofón al acto tuvo lugar una tertulia moderada por Toni Cabot y Ramón Pérez en la que participaron protagonistas directos de aquel primer partido.

Mazón y Barcala no faltan a la cita del herculanismo

Como máximos representantes políticos acudieron al acto Carlos Mazón, president de la Generalitat, y Luis Barcala, alcalde de Alicante. Ambos tuvieron una breve intervención en la que felicitaron a los autores por la obra y se congratularon por el ascenso de esta temporada, que esperan que sea un punto de partida para recuperar tiempos como los narrados en el documental. «El Rico Pérez da para un gran relato y para mucho más. Vivir y llorar, reír y disfrutar, con ascensos y disgustos. El Rico Pérez es un estadio de Primera División en una ciudad que quiere un equipo en el fútbol profesional», aseveró Barcala. «Estas grandes páginas escritas Alicante se merece volver a vivirlas y tenemos que conjurarnos todos para que esto pueda ser así y dejarnos la piel para que la ciudad vuelva a soñar», concluyó Mazón.

El Hércules estuvo representando por Joseba Betzuen y Pepe Varela y el Barcelona por Carles Rexach y Juan Manuel Asensi. Los cuatro disputaron aquel duelo. También participaron José Antonio «Tigre» Barrios y Joaquín Albadalejo, jugadores de ambos clubes, y Josep Maria Minguella, gerente del Hércules en aquella época, asesor del Barcelona y representante de futbolistas.

«Vine creyendo que podía ser un paso atrás, me convenció Asensi y su familia me acogió como un hijo más. Y viví cuatro años muy felices, en los que le hice goles al Barça», recuerda Barrios, que no pudo jugar el partido inaugural por una llaga en el pie. Sí lo hizo Varela, que dejó una imagen para el recuerdo ante Cruyff: «Johan es de los mejores que me he enfrentado y en el partido le hice un caño. Pasaba por ahí e igual me equivoqué», bromeó.

«Es un honor pasar a la historia por jugar el primer partido y marcar el primer gol, que fue muy bonito. Recordaba que había sido bueno y al verlo tantos años después lo corroboré», confesó Rexach. Asensi, por su parte, tiró de modestia y humor para recordar el suyo: «Mi gol fue de pillo, de estar en el área y empujarla. Siempre me ha gustado ser el primero, pero Charly es mucho Charly».

Los protagonistas, en un ambiente muy distendido, recordaron no solo aquella fecha señalada, sino también incontables anécdotas para poner el broche al acto con homenajes a Francisco Muñiz Llorens y José Rico Pérez y el estreno del himno del ascenso. El aforo del Teatro Principal, con lleno en la sala con innumerables representantes del pasado y el presente herculano, cerró del mejor modo el recuerdo y el homenaje a 50 años de historias, partidos, victorias, derrotas, alegrías y penas que han formado la leyenda de un estadio que es la casa del Hércules.