30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xavi Castillo

«A mí por hacer humor casi me ponen en una hoguera»

Xavi Castillo aboga por reirse de todo y de todos como ejercicio sano de ironía y reflexión

«A mí por hacer humor casi me ponen en una hoguera»

«A mí por hacer humor casi me ponen en una hoguera»

Las Hogueras de San Juan tienen mucho de crítica y este año especialmente. Ninots con mucha acidez política y cartelas que no dejan títere con cabeza, pero eso siempre acaba molestando a alguien. El profesional del humor, Xavi Castillo, reconoce que en las fiestas «hay mucho talibán de las tradiciones».

Humorista y monologuista, Xavi Castillo aboga por reirse de todo y de todos, incluidas las Hogueras, porque cree que el humor es un ejercicio sano de ironía y reflexión. Afirma que lo que realmente le da más trabajo son los políticos, pero también se ha reído de las fiestas cuando ha tocado y eso le ha valido muchos reproches e insultos en las redes sociales, porque advierte que, a pesar de que muchos aseguran que hay que saber reirse de uno mismo, hay cada vez más problemas para hacerlo, y las fiestas no se quedan atrás en lo que viene en llamarse el «humor educado».

¿Tienen sentido del humor las fiestas?

No sé si es cuestión de las fiestas. Esto parece una pregunta trampa. Son las personas las que tienen humor. Y también las situaciones. Las fiestas pueden estar bien y pueden ser motivo de intransigencia y de intolerancia también.

¿Se puede hacer humor de las Hogueras?

No entiendo mucho de Hogueras, sé que por hacer humor a mí casi me ponen en una. He estado en Hogueras un par de veces, no soy un experto pero sé que hay mucha fiesta y que también se caen. Que la gente se moja y que llaman cabrón al bombero.

Si le encargan hacer un monólogo en un racó fogueril ¿de qué les hablaría?

Absolutamente de lo que me salga de los huevos. Hablo de lo que tenga que hablar, no hago monólogos a la carta. Y si me llaman supongo que saben a qué me dedico y no tiene sentido que no me pueda meter con el presidente.

Muchas fiestas como las Hogueras tienen componentes críticos, como los ninots y las cartelas que los acompañan

Ha habido debates sobre este tema. Tenían un componente crítico y satírico que se ha ido perdiendo.

¿Deberían ser profesionales del humor los autores de las explicaciones que llevan las hogueras?

Es la gente la que hace las reivindicaciones. Eso lo tiene que hacer el festero. Siempre hay barrios más contestatarios y claro, esos son los que se quedan sin premios.

¿Cree que el humor sucumbe ante lo políticamente correcto ?

Con lo políticamente correcto en el humor llevamos unos días delicados. Hablo de los tuis de los últimos días por los que ha dimitido un concejal en Madrid. De los límites del humor voy a hablar en la presentación del libro «Barbaritats valencianes» dentro de un rato (ayer), del humor y de la intolerancia. Hablaremos de si las bromas se tienen que meter en ciertas cosas. Me parece interesante y delicado.

¿También llega lo correcto a las fiestas entonces?

El problema de las fiestas populares es que yo hago humor de los moros y cristianos de Alcoi, de las Fallas de Valencia y la Ofrenda a la Virgen y si viviera en Alicante de las Hogueras también. Las fiestas están guay pero siempre hay muchos talibanes, muchos integristas con las fiestas populares y las tradiciones y nosotros hemos luchado contra eso. Hace poco se creó un organismo para defender la cultura valenciana, ¿hay algo más cómico que eso?

¿Dónde están los límites del humor ?

Los límites se los pone uno mismo, son sensaciones, cuando dices, de esto no voy a hacer broma. Porque no te apetece. Lo que no puede ser es que se quiera legislar sobre de quién se puede y de quién no puedo hacer broma.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats