Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para aligerar la Cremà

Las portadas de las barracas se quemarán en la hoguera

El material que los festeros no trasladen junto a los monumentos se quedará sin calcinar para no incumplir el plan que hay previsto el día 24 para toda la ciudad

La proliferación de la quema de portadas de barracas en las fiestas precedentes, que llevó a los Bomberos a demorar la Cremà de los monumentos y por tanto el desarrollo del servicio en toda la ciudad, ha llevado a los técnicos del departamento de Prevención del Servicio de Extinción de Incendios a exigir que este año todas las portaladas de barraca estén junto a sus hogueras para que arda todo el material a la vez. Los Bomberos realizaron esta petición después de que el Servicio de Seguridad recibiera las solicitudes de cremà de 59 portadas de barraca, que son las que se plantarán estas Hogueras en la ciudad, presentadas previamente por las comisiones al Ayuntamiento.

En el informe remitido por el jefe del departamento de Fiestas, Enrique Morales, a la Federación de Hogueras, se traslada la reclamación del Servicio de Extinción de Incendios para que los equipos de Bomberos se encuentren al llegar a los distritos con las portaladas al lado de las hogueras y ninots con el fin de proceder a la Cremà de todo a la vez y aligerar el servicio, que afecta a todo Alicante. Hasta ahora, en numerosas ocasiones los efectivos se veían obligados a quemar la portalada y la hoguera por separado, e incluso a regresar a los distritos para quemarlas una vez que habían acabado con las hogueras, más tarde de las cuatro de la madrugada.

Los técnicos de Bomberos avisan en esta circular de que ante la costumbre que se está adquiriendo de incluir en la noche de la cremà de monumentos la quema de portadas de barracas no actuará sobre elementos que, previamente, no se hayan dispuesto en la misma ubicación que ésta, junto al resto de ninots, y dentro de su perímetro de seguridad. Esta medida es necesaria para que las portaladas queden incluidas en el plan de actuación que tiene cada hoguera, algo que, según el servicio antiincendios, se hace atendiendo a medidas organizativas y de cumplimiento de protocolos para garantizar la seguridad de los intervinientes y del público en general. La intervención de los Bomberos en la noche de la Cremà se limitará al orden de actuación planificado en los protocolos, «evitando las modificaciones en las secuencias y tiempos previstos». Los jefes de equipo de Bomberos valorarán las portadas que por sus dimensiones o ubicación no puedan ser transportadas junto al monumento, «no garantizándose su quema sin que se cumplan las mínimas condiciones de seguridad».

Este endurecimiento se produce en el año en que menos barracas plantarán de los últimos ejercicios, un total de 59, seis menos que el año pasado. La situación económica y el hecho de que ser socio de una barraca cueste cerca de 2.000 euros al año sin contar la lotería, está acabando con esta forma de fiesta en favor de los racós, más económicos, en los que se puede alquilar una mesa para diez personas para todas las Hogueras por entre 250 y 400 euros. Aún así, sigue habiendo barracas con menos de diez socios que están aguantando, y otras comparten barra y música con sus hogueras para ahorrar gastos, según explica el delegado de Barracas de la Federación de Hogueras, Antonio Jaén.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats