Una mascletà solo para calentar motores

El primer disparo de las Hogueras 2024, que el Ayuntamiento decidió que no entrarse en concurso para cubrir la falta de pirotécnicos interesados en participar, destaca por su clasicismo y su corta duración 

Hogueras 2024: Pirotecnia Tamarit hace vibrar la plaza de Luceros con su mascletà

Pilar Cortés / Alex Domínguez

C. Pascual

C. Pascual

Clásica como eufemismo. Así se podría calificar la primera mascletà oficial de las Hogueras 2024, que se disparó este martes en la plaza de Luceros. No pasará a la historia de Alicante, aunque tampoco parecía el objetivo. No iba a ganar, hiciera lo que hiciera, porque estaba fuera de concurso ante la falta de pirotécnicos interesados en participar, lo que obligó al Ayuntamiento a proponer que la primera mascletà fuera de exhibición. Eso sí, el olor a pólvora, que tanto gusta en la «terreta», volvió al centro neurálgico de la Fiesta. Y eso bastó al público, mucho menos del que se espera en los días grandes.

Poco más de cuatro minutos se prolongó el espectáculo inaugural de Luceros en el ciclo de Hogueras. La mascletà, básica en su estructura y en la que se quemaron apenas 73 kilos de pólvora, se caracterizó por su corta duración, unos cuatro minutos y veinte segundos, según el tiempo oficioso. Tampoco era día de mirar el reloj. No era lo más importante, esta vez. El espectáculo pirotécnico, eso sí, sirvió para que los alicantinos empezasen a calentar motores de cara al concurso oficial, que arranca este miércoles y se prolongará hasta el día de San Juan. Lo bueno debe empezar con la primera sesión que optará a la victoria en un concurso dominado en los últimos años con mano de hierro por la pirotecnia Hermanos Ferrández.

¿Quieres ver la mascletà de hoy completa?

Delgado

En esta primera sesión, los valencianos de Tamarit, que debutaron en una gran «plaza» hace cinco años en Alicante, arrancaron el disparo con una tradicional traca. Un inicio que ya empieza a ser un clásico también en Alicante. A continuación, empezó el fuego aéreo, en el que se entrelazaron diferentes efectos sonoros, con truenos, descargas de trueno, efectos de color y silbatos. Nada fuera de lo normal. 

Poco a poco fue ganando ritmo hasta dar paso a la fase terrestre, cuando no se habían cumplido ni dos minutos desde el inicio. También fue un tramo, en tres tiempos, más que clásico: yendo de menos a más, con algo de fuego aéreo de mero acompañamiento. 

El siempre esperado terremoto terrestre fue en la línea del disparo: corto. Dejando con ganas de más. Unos treinta segundos de bombardeo aéreo sin alardes pusieron el punto final a un primer espectáculo en Luceros que permitió volver a oler a pólvora. Eso fue lo mejor. 

Al término de la mascletà, el alcalde, Luis Barcala, no ocultó sus ganas de fiesta: «Lo venimos repitiendo estos días por las ganas que tenemos de que lleguen, por la tremenda ilusión que han generado».

Tras la mascletà de este martes, el concurso oficial arranca este miércoles con Coeters Dragon (Villena). El jueves será el turno de Pirotecnia Ferrández, de Redován, uno de los favoritos para el público alicantino. El viernes dispararán los valencianos de Turis. El fin de semana empezará con Tamarit (de Alfarrasi, Valencia), los mismos que lanzaron ayer fuera de concurso. El domingo llegará una de las mascletás más esperadas de este concurso fogueril, la de Fuegos Artificiales del Mediterráneo (de Vilamarxant). Y es que los valencianos fueron los protagonistas de este año en Fallas con una mascletà histórica: la más potente que se recordaba en la capital del Túria.

El concurso lo cerrarán Hermanos Ferrández. El disparo de la pirotecnia alicantina con sede en Beniel arrasó el pasado año en Luceros con el voto unánime del jurado, lo que les llevó a acumular seis victorias en las últimas nueve ediciones.

Suscríbete para seguir leyendo