El PP despliega a sus alcaldes para despedir las mascletás de Luceros

Mazón volvió a ser el más activo en la zona reservada de la plaza mientras el PSOE tuvo sus más y sus menos con el personal de Protocolo del Ayuntamiento

El presidente, Carlos Mazón, con las alcaldesas de València y Castellón, además de los regidores de Alicante y Elche.

El presidente, Carlos Mazón, con las alcaldesas de València y Castellón, además de los regidores de Alicante y Elche. / Jose Navarro

Alejandro J. Fuentes

Alejandro J. Fuentes

Que el presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, se desenvuelve mejor en la distancia corta ya no sorprende a nadie. Menos a quienes se han dejado caer estos días por Luceros para presenciar alguna de las mascletás del concurso oficial. Este lunes, volvió a ser el más aclamado de la plaza, y no por casualidad: casi diez minutos dedicó el jefe del Consell a ir, uno por uno, saludando a todos aquellos que habían conseguido un sitio en primera fila. Mientras Mazón terminaba el paseíllo, le esperaban junto a la fuente de Bañuls las alcaldesas de València y Castellón, María José Català y Begoña Carrasco, así como el regidor de Elche, Pablo Ruz. Un despliegue de poder municipal del PP en el que quien se hizo de rogar fue, precisamente, el anfitrión: Luis Barcala, que tardó algo más en llegar al encuentro de sus colegas. Junto a ellos, el presidente de la Diputación, Toni Pérez, y los consellers José Antonio Rovira y Nuria Montes, todos del PP.

Por su parte, los socialistas volvieron a tratar de exhibir buena sintonía entre «familias». Acudió gran parte del grupo municipal, con la portavoz local, Ana Barceló, al frente; el subdelegado del Gobierno, Juan Antonio Nieves; el alcalde de L’Alfàs del Pi y portavoz del PSPV en la Diputación, Vicente Arques; la diputada nacional Araceli Poblador; el diputado autonómico José Díaz...

Con quienes no tuvieron un trato tan cordial fue, un día más, con el personal de Protocolo del Ayuntamiento de Alicante. Durante toda la semana se han sucedido los «malentendidos» a la hora de organizar la labor representativa de las autoridades en el entorno de Luceros. Diputados de la izquierda, Javier Ortega Smith, de Vox, y hasta Carlos de Juan, concejal del PP, han tenido problemas durante la semana para acceder al espacio reservado de la plaza. Este lunes, varios cargos socialistas tuvieron sus más y sus menos con el personal de confianza del alcalde, Luis Barcala. En la foto de familia, el subdelegado del Gobierno, José Antonio Nieves, fue apartado del grupo donde sí se permitió posar a otros cargos del PP. «¿En qué lugar de Alicante está el alcalde de Elche por encima del subdelegado del Gobierno?», se preguntaban cargos socialistas... «Es una foto de invitados del alcalde», indicaban desde Protocolo. Pero el conflicto no acabó ahí. Minutos después, los diputados del PSOE Araceli Poblador y José Díaz también fueron apartados, en este caso del espacio desde donde las autoridades ven el disparo pirotécnico. Protocolo les obligó a situarse con el resto de los «mortales» invitados. Otro que no ocultó su descontento fue el exalcalde Gabriel Echávarri, a quien también pusieron problemas en la zona de control de acceso. No han sido estas las Hogueras del protocolo.

En Compromís tampoco quisieron perderse el último disparo del concurso de mascletás. El diputado autonómico Gerard Fullana y el provincial, Ximo Perles, pisaron Luceros junto con la concejala Sara Llobell y, esta vez sí, el portavoz municipal, Rafa Mas, que no llegó a tiempo el día anterior. También Manolo Copé, de Esquerra Unida - Podemos, acudió a la plaza.

Fuera del apartado político, fue un día especialmente emotivo para la Bellea del Foc, Alba Muñoz, y sus damas de honor: María Martínez, Alba Caturla, María Huesca, Mar León, Lucía González y Laura Ramírez. Juntas pronunciaron el último «Senyor pirotècnic, pot començar la mascletà», y juntas rompieron a llorar con el último trueno del bombardeo. Igual de emotivo fue el abrazo final con el presidente de la Federació, David Olivares.

También fueron testigos del potente disparo de Hermanos Ferrández el obispo de la diócesis Orihuela-Alicante, José Ignacio Munilla; el judoka Salva Casas, que participará en los Juegos Olímpicos de París 2024; el presidente de Hosbec, Fede Fuster; y el jefe de Bomberos de Alicante, Daniel González, que se encontraba al frente del dispositivo de seguridad, y al que se pudo ver sonriente tras el acuerdo alcanzado con el alcalde que puso fin a las amenazas de «plantón» en la Cremà.

Suscríbete para seguir leyendo