La Palmera cumple con la tradición y abre la Cremà

La Palmera, vista desde el Puerto

Jose Navarro

INFORMACIÓN

INFORMACIÓN

El fin de fiesta fue anunciado como es tradición por el disparo de la Palmera desde lo alto del Benacantil, con un lagrimeo de luz blanca en un disparo realizado por la Pirotecnia Ferrández.

La medianoche se iluminó con un total de 92 kilos de pólvora, con una palmera que tuvo 18 segundos de caída, una extensión ya habitual en las últimas ediciones de este evento que se dispara desde lo alto del monte alicantino.

Conatos de fuego en el Benacantil tras la Palmera

Jose Navarro

Hubo algún conato de fuego en la ladera del Benacantil tras el disparo de la Palmera, pero fue controlado y extinguido por los bomberos.

La Palmera, visible en toda la ciudad, tuvo una extensión de unos 150 metros de radio, según la previsión que estableció el propio pirotécnico antes de que surcara el cielo alicantino. El lagrimeo de luz blanca fue el anuncio de la despedida de esta edición de las Hogueras, antes del inicio de la Cremà de los 180 monumentos adultos e infantiles.