La Fiscalía holandesa aseguró este martes que "no parece que haya una relación" entre las víctimas y el principal sospechoso detenido ayer por el tiroteo ocurrido en la ciudad de Utrecht, que causó tres muertos y cinco heridos.

El Servicio de la Fiscalía subraya también que sigue teniendo en cuenta como "consideración seria" que Gökmen Tanis, turco de 37 años, haya podido tener "una motivación terrorista" con el tiroteo en un tranvía en la zona oeste de Utrecht.

Aunque no descarta otros motivos, subraya que hay "una carta localizada en el coche del detenido" que mantiene el terrorismo como objetivo del ataque.

Alerta en Holanda tras un tiroteo en un tranvía de Utrecht. L. T. | Agencia ATLAS

La familia de Tanis descarta motivos terroristas

La familia del presunto autor del tiroteo considera "pequeña" la probabilidad de que la motivación sea terrorista, informó hoy la agencia oficial turca Anadolu.

"La posibilidad de que fuera un ataque terrorista es pequeña", señaló Mahmut Tanis, tío de Gökmen Tanis, el hombre de 37 años nacido en Turquía y detenido en Holanda como el principal sospechoso del múltiple asesinato, y opinó que la causa puede estar relacionada con "asuntos familiares".

Según los testigos, el sospechoso sacó una pistola y comenzó a disparar contra una mujer que viajaba en el tranvía.

El acto es investigado por la Policía holandesa, que no ha descartado hasta ahora ninguna hipótesis.

El padre del detenido, Mehmet Tanis, que vive en la ciudad turca de Kayseri, en el centro del país, declaró a los medios que hace años que no sabe nada de su hijo.

No tengo comunicación con mi hijo desde hace once años

independientemente de la identidad del autor