El alcalde de Calp, César Sánchez, ha propuesto hoy a su gobierno eliminar la participación de concejales en las mesas de contratación para adjudicar contratos de servicios a las diversas empresas que, con carácter privado, concursan, según ha informado el consistorio en un comunicado.

El alcalde persigue, al desvincular la participación política, "dotar del máximo rigor y transparencia estas decisiones", han señalado las mismas fuentes. De este modo, sólo prevalecerán los criterios técnicos de los trabajadores municipales, cualificados para valorar el tipo de servicio y las necesidades que mejor cubrirá una empresa. Y sólo en ese concepto serán valoradas y contratadas.

César Sánchez pretende que la administración calpina "genere confianza en los ciudadanos". Además --agrega-- "es un paso adelante hacia una mayor transparencia municipal y ser ejemplo para futuras actuaciones encaminadas a conseguir un gobierno independiente y con el máximo rigor en sus decisiones".

Los concejales han respaldado la iniciativa del alcalde y, a partir de ahora, sólo podrán participar de las mesas de contratación los técnicos del ayuntamiento cualificados para ello.

De este modo, el criterio únicamente será técnico y avalado por los profesionales municipales "con la máxima independencia y transparencia en cuanto a la valoración de cualquier empresa que concurra a prestar un servicio para el municipio", han reiterado.