Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alarma en La Marina por los corrillos de jóvenes que no guardan distancias

La alcaldesa de Calp llegó a plantear en la junta de gobierno obligar a llevar mascarilla a todos los vecinos en la calle

La alcaldesa de Calp, Ana Sala, lo admite sin ambages. Se lleva las manos a la cabeza cuando ve a grupos de personas, sobre todo jóvenes, pasear por las calles y por las playas sin guardar las distancias de seguridad y sin llevar mascarilla. «Yo me la pongo siempre cuando salgo a la calle. Es incómoda y da calor. Pero es totalmente necesaria». Tan claro lo ve que el pasado viernes planteó en la junta de gobierno obligar a todos los vecinos a ponérsela nada más salir de sus casas. El secretario municipal le advirtió de que esa competencia le corresponde al ministerio de Sanidad. «Pero, al final, no iba tan desencaminada. El ministerio va a obligar a llevarla en los espacios públicos», indicó ayer la munícipe.

«Sí que tenemos competencia para decidir que se use en el ayuntamiento o en la biblioteca, y lo vamos a hacer. Y, mientras llega la orden del Gobierno, recomendamos su uso a todo el mundo», dijo Sala, que subrayó que la curva de contagios ha bajado mucho en los últimos días en su municipio. «Estamos bastante bien. Hace un par de semanas el centro de salud hacía seguimiento a entre 70 y 80 contagiados, que estaban aislados en sus casas. Ahora el número de infectados es de 17 y están también en sus domicilios».

Los corrillos de jóvenes, pero también de adultos que están a cargo de menores, se han convertido en el principal motivo de denuncia en Dénia por incumplir el estado de alarma. El ayuntamiento no quiere que se baje la guardia y sigue haciendo público cada día el parte de irresponsabilidades (de sanciones, vamos).

La policía local sorprendió en el Camí de Sant Joan, cerca del centro de interpretación del Montgó, a siete menores de edad que paseaban sin guardar distancias y sin mascarillas. Además, estaban en la calle fuera de la franja horaria permitida. Los agentes avisaron a sus padres y los sancionaron.

También multaron a cuatro adultos que paseaban por la calle La Vía con cinco menores sin respetar ninguna separación ni adoptar medidas de protección. Olvidaron consultar el reloj y había pasado la hora de volver a casa. Otros dos adultos estaban sentados en un banco de la plaza Arxiduc Carles a cargo de cinco niños menores de 14 años. Tampoco guardaban las distancias de seguridad ni llevaban mascarillas. Y permanecían en la calle a deshora.

Lo de las franjas horarias también «despista» a algunos ciclistas. De nuevo ayer, la policía de Dénia sancionó a dos vecinos que daban pedales por la carretera de les Marines y el Assagador del Palmar en horas que no son las estipuladas para hacer deporte.

Y el goteo de «turistas» que incumplen la prohibición de viajar a su segunda residencia también siguió ayer. Una persona que caminaba por la calle Consolat del Mar reconoció que pertenecía a otra área sanitaria y que había viajado a su vivienda vacacional.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats