Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Meteorología mantiene la alerta por lluvias y granizo en el norte de la provincia

Las temperaturas se desploman hasta ocho grados por la entrada de bolsas de aire frío. Las tormentas pueden ser de gran intensidad en la mitad sur de la provincia y moderada en el resto

Meteorología mantiene la alerta por lluvias y granizo en el norte de la provincia

Meteorología mantiene la alerta por lluvias y granizo en el norte de la provincia

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene para hoy avisos de nivel naranja por riesgo de fuertes lluvias y de granizo en la mitad sur de la provincia y amarillo en el resto. En las comarcas más meridionales como la Vega Baja, el Baix Vinalopó y l'Alacantí las granizadas podrían tener una intensidad elevada, mientras que en el resto del valle del Vinalopó y l'Alcoià podrían caer hasta 30 litros por metro cuadrado y 20 en la Marina Alta, la Marina Baixa y El Comtat. Los avisos se mantienen hasta las nueve de esta noche.

Durante todo el día de ayer estuvo vigente el aviso por fuertes lluvias en las comarcas más septentrionales, pero los restantes se activaron ya cerca de las diez de la noche. La Agencia de Seguridad y Emergencias de la Generalitat mantenía a última hora la preemergencia en toda la provincia de Valencia y la mitad sur de la de Castellón, donde los avisos de lluvia y granizo para hoy eran de nivel naranja desde la mañana. Al cierre de esta edición no se había ampliado a la provincia de Alicante, pero era previsible que se hiciera ante la nueva emergencia.

El cambio brusco del tiempo que ya anunció el sábado a través de las redes sociales el Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante (UA) se dejó sentir a partir de ayer al mediodía. La entrada de bolsas de aire frío hizo descender las temperaturas, y por la tarde ya se produjeron los primeros chubascos. Los más intensos, según los datos de la Associació Valenciana de Meteorologia (Avamet), fueron en el cabo de la Nao, en Xàbia, con 26,4 litros por metro cuadrado, así como en Bolulla y Callosa d'en Sarrià, con 25,5 y 23, respectivamente.

Los termómetros ya no alcanzaron valores tan altos como los de la jornada anterior, aunque el descenso no llegó a ser acusado; en Elche se pasó de 34 grados a 31, y en Benidorm se quedaron prácticamente igual, con 26,3 grados frente a los 26,7 del sábado. En Alicante tampoco varió apenas el registro, de 29,8 a 29,6 grados, según la Aemet. Sí lo hizo, en cambio, en Alcoy, de 30,9 a 26,2.

Para hoy se espera que el descenso térmico sea todavía más brusco, y que las máximas sean hasta ocho grados inferiores a las de ayer. Se esperan 23 grados en Alicante, Elche, Orihuela y Dénia; en Benidorm y Villena se quedarán en 22, y en Alcoy en 20. Mañana los termómetros se mantendrán en valores todavía relativamente bajos, y ya será a partir del miércoles cuando remonten. No se espera, en cambio, que las lluvias persistan mañana. Hay que recordar, además, que serán irregulares, por lo que las tormentas podrán estar muy localizadas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats