Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arqueología

Descubren jarras del s. XIV en las bóvedas de la iglesia de Xàbia y una mano esculpida en la tosca

La extremidad está perfectamente perfilada en un sillar - Las vasijas que han salido a la luz se fabricaron en Paterna y se reutilizaron como material constructivo

Descubren jarras del s. XIV en las bóvedas de la iglesia de Xàbia y una mano esculpida en la tosca

La iglesia gótica de Xàbia, del siglo XVI, ha empezado a desvelar sus secretos. Los operarios que trabajan en la restauración de emergencia de este templo (sufría goteras y las grietas eran ya alarmantes) y los arqueólogos han hallado en un hueco de la bóveda del ábside, que es la parte más antigua de la iglesia, varias jarras datadas entre el siglo XIV y XV. Es probable que se fabricaran en Paterna.

La arqueología está en deuda con esa buena costumbre del reciclaje. Estas jarras son materiales reutilizados. Sirvieron para rellenar la bóveda y aligerarla al evitar pesos muertos sobre las estructuras. Esta técnica constructiva es habitual en la arquitectura gótica. El ábside se levantó antes de que empezara a dirigir las obras el picapedrero valenciano de origen vasco Domingo de Urteaga, que también intervino en la construcción de la Lonja de València.

El arqueólogo de Xàbia Joaquim Bolufer explicó ayer que estas jarras, antes de reutilizarse como material de relleno, almacenaron aceite, vino y otros productos. Dentro de la bóveda, también se han encontrado fragmentos de tinajas y cántaros. En uno hay pintado un grafiti muy detallado que representa una embarcación medieval, una típica «nao» de las que surcaban los mares en los siglos XIV y XV. En Xàbia, en la casa señorial de los Xolbi o de la Calendària, también se han descubierto grafitis medievales de navíos trazados con carbón.

Otro hallazgo muy singular es el de una mano esculpida en relieve en un sillar de piedra tosca. No es una marca de cantería. La extremidad está perfectamente perfilada. Su significado es, de momento, todo un misterio.

El alcalde de Xàbia, José Chulvi, participó ayer en las inspecciones periódicas que realiza la dirección general de Patrimonio a estas obras de rehabilitación de una iglesia declarada ya en 1931 por el gobierno de la República «monumento artístico nacional».

Los trabajos de restauración los dirige Salvador Vila, arquitecto y conservador de la catedral de València y del monasterio de la Valldigna. Los lleva a cabo la empresa especializada Estudio Métodos de la Restauración (EMR). En la rehabilitación también trabaja una empresa de Xàbia, Germans Cholbi Construcciones. Mientras, de las excavaciones, sondeos e investigaciones arqueológicas se encarga ARPA, que ahora está interviniendo en la zona de «els muntons», la curiosa cubierta abombada de esta iglesia-fortaleza (la traza defensiva salta a la vista). El templo es una de las joyas del gótico valenciano.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats