Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La estación telegráfica de 1894 del cabo de Sant Antoni será un polo de empresas tecnológicas

Xàbia negocia con Correos la cesión de un histórico edificio que lleva años abandonado y amenaza ruina

El edificio conocido como «Semáforo del faro», una estación telegráfica de 1894.

El edificio conocido como «Semáforo del faro», una estación telegráfica de 1894. a. p. f.

Xàbia es ya un polo de atracción de los nómadas digitales. Emprendedores de medio mundo quieren trabajar en chanclas y bañador y ver el mar cuando levantan la vista de la pantalla. Ahora el municipio da un paso más hacia la transformación digital.

El alcalde, José Chulvi, y la consellera de Innovación y Universidades, Carolina Pascual, firmaron ayer un convenio por el que Xàbia se convierte en sede del Distrito Digital. A la consellera le fascinó el proyecto que le expuso Chulvi. Una estación telegráfica de 1894, abandonada desde hace años (pertenece a la sociedad estatal de Correos), será la sede de ese proyecto autonómico de transformación tecnológica y economía digital.

El alcalde indicó que ya está negociando con Correos para conseguir la cesión de la antigua estación telegráfica, conocida como el «Semáforo del faro» y que se alza en lo más alto del cabo de Sant Antoni.

El ayuntamiento tiene experiencia en conseguir el uso de edificios que son historia de las comunicaciones. Consiguió la cesión de la Casa del Cable, la primera estación que enlazó en 1860 con cable submarino la Península y las Baleares; ahora es una sala de exposiciones. Ahora la Autoridad Portuaria ha autorizado la cesión definitiva del faro de Sant Antoni. El alcalde le mostró a Pascual ayer este proyecto. La torre que lanza las señales luminosas seguirá cerrada al público. Pero el resto del edificio, ahora muy deteriorado, será un centro de interpretación de la reserva marina del cabo de Sant Antoni. El ayuntamiento licitará por 29.000 euros la redacción del proyecto del faro. El próximo año comenzarán las obras.

La consellera destacó ayer que el Semáforo «renacerá» como polo de atracción de empresas innovadoras y que cuidan del medio ambiente. Afirmó que las sedes del Distrito Digital deben adaptarse al «ecosistema» de cada lugar. La de Xàbia está en el cabo de Sant Antoni y en el parque natural del Montgó. El edificio se asoma al mar y corona un acantilado de 160 metros. Que tire de la innovación en el sector de la sostenibilidad y el medio ambiente parece de lo más natural.

Sumarse al Distrito Digital refuerza la apuesta de Xàbia por atraer talento. Iniciativas como el Beachworking abunda en que los emprendedores quieren trabajar en entornos inspiradores.

El alcalde recordó ayer que la reivindicación de que el faro y el Semáforo tuvieran uso público surgió cuando un empresario presentó un proyecto para convertirlos en un hotel. Los vecinos de Xàbia se opusieron a que un lugar tan emblemático se privatizara y mercantilizara.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats