Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Litoral

Acorralados por el desastre de les Deveses de Dénia

Dos días de marejada acaban con la poca arena que arrojó el ayuntamiento en la playa ? Los bañistas se refugian en rodales libres de ruinas y escombros

Imágenes tomadas por los propios vecinos de la playa de les Deveses de Dénia.

Hace un mes caminar por el litoral de les Deveses de Dénia, devastado en enero por el temporal Gloria, era enfrentarse a una carrera de obstáculo. Había que sortear muros caídos y piedras. Ahora toda esta playa (playa, en realidad, no queda) es un gran obstáculo. Imposible poner un pie en el agua sin jugarse el tipo.

Dos días de marejada han bastado para arruinar lo poco que se había hecho en esta playa. Desde la asociación de vecinos indicaron ayer que el ayuntamiento envió «tres o cuatro» camiones que vertieron arena. Borrar el destrozo era imposible. Pero se ganó un poco de orilla. Ahora el mar se la ha tragado. Las ruinas de Gloria vuelven a emerger. Amenazantes.

Los vecinos se las ingenian como pueden para «disfrutar» de la playa. Buscan algún rodal libre de escombros para poner las sombrillas y las hamacas. Están acorralados por el desastre. Meterse en el agua es una aventura. Lo más fácil es tropezar con una piedra y acabar, como poco, magullado.

«Sí, este tramo de playa está muy peligroso», convinieron ayer desde la asociación de les Deveses. Los vecinos están que trinan. El servicio provincial de Costas ya dijo antes del verano que no tenía arena para regenerar la playa. Además, ha multado con 12.000 euros a propietarios de primera línea que han realizado obras para reparar el estropicio del temporal Gloria. Los residentes celebrarán el próximo 10 de agosto su asamblea anual (la hacen siempre en verano). Promete ser volcánica. Se sienten abandonados por Costas. Saben que verter arena es un parche. El primer temporal se la llevará. Pero otros veranos al menos han tenido un pasillo de arena. Ahora ni eso.

Otro temporal sería devastador

«Costas ya ha dicho que no va a hacer nada hasta que salga el proyecto de regeneración (sube a 14 millones de euros). Pero si hay otro temporal se va a llevar las casas por delante», advirtieron desde el colectivo vecinal.

Además, a los dueños de las viviendas de primera línea dañadas por el temporal Gloria les ha tocado colocar vallas. Costas les ha avisado de que si hay un accidente (y es lo más fácil, ya que esta costa está minada de escombros y afiladas piedras) la responsabilidad será de ellos.

La estampa de este litoral, en cuya primera línea hay fincas y chalés más modernos, pero también antiguas casas de pescadores, no puede ser peor. El mar golpea directamente los muros derruidos por la tempestad de enero.

Los vecinos lamentan que el proyecto de regeneración (prevé tres espigones de hasta 500 metros y verter 591.523 metros cúbicos de arena) va demasiado lento. Este verano ya les toca pasarlo cercados de escombros. Y temen que la ruina actual todavía vaya a más. Un temporal tan furibundo como Gloria arrasaría lo que queda en pie en este litoral en regresión.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats