Un total de dieciséis inmigrantes, quince hombres y una mujer, han sido interceptados la pasada madrugada tras alcanzar las costas de Altea y Teulada a bordo de una embarcación de tipo patera.

    Según Cruz Roja, todos los indocumentados serán trasladados a lo largo de la mañana hasta el puerto de Alicante para ser asistidos médicamente y ser sometidos a un test de PCR para la detección de posibles casos de coronavirus.

    En las últimas semanas, cerca de una decena de pateras han alcanzado diversos puntos de la costa norte de la provincia de Alicante con alrededor de un centenar de personas.