Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuenta atrás: dos años para que el tren llegue a Dénia

El conseller asegura que la capital de la Marina Alta recuperará la conexión ferroviaria con Benidorm y Alicante a principios de 2023

El conseller visitó ayer las obras del tramo «tranviarizado» de Dénia.

El conseller visitó ayer las obras del tramo «tranviarizado» de Dénia.

Una historia de retrasos. El rey Alfonso XIII dictó el 1 de agosto de 1889 la orden para que se construyera el tren de vía estrecha entre Alicante y Dénia. Pero el «trenet de la Marina», como se conoce a este ferrocarril, no llegó a Dénia hasta el 11 de julio de 1915.

Hubiera sido ir contra la historia el haber acabado ahora a todo correr la modernización de este centenario ferrocarril que se prepara para un futuro eléctrico y sostenible. Ese futuro todavía no tiene fecha.

La línea entre Calp y Dénia se suspendió en julio de 2016. La vía y los viaductos de hierro del Mascarat, el Quisi y el Ferrandet estaban tras cien años para el arrastre. El tren no era seguro. Comenzó una compleja renovación de este ferrocarril. Las obras tropezaron con la pandemia y con otros obstáculos como el del puente del Quisi. Hay que levantar un nuevo viaducto, ya que el viejo, un imponente mecano, no soportará el peso de los flamantes trenes duales (diésel y eléctricos).

El conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, aseguró ayer que el tren llegará a Dénia a principios de 2023. Falta poco más de dos años. Antes, en otoño de 2022, los viajeros ya se podrán bajar en Gata de Gorgos. El pasado verano el tren conectó Calp con Teulada. En este tramo, todavía circulan los viejos trenes diésel, más livianos y que pasan sin problemas por el viaducto del Quisi, ahora restaurado y que en 2023 se transformará en vía verde.

A Dénia, llegarán, en cambio, los nuevos trenes duales. Entrarán a la ciudad por un tramo de un kilómetro «tranviarizado». Para entonces ya estará construido el nuevo puente del Quisi. Terminar esta infraestructura en Benissa es la clave para que Dénia recupere su única conexión ferroviaria con el mundo (el tren con Gandia, ahora tren de la Costa, sigue siendo una quimera).

Las obras en los tramos entre Teulada y Gata y Gata y Dénia están en marcha. Suben a 30 millones de euros. El conseller destacó que es la inversión en transporte público de más magnitud que la Generalitat tiene ahora entre manos. Quedan por iniciar las obras del Quisi. Arcadi España subrayó que toda la tramitación administrativa está terminada. El «trenet», tras seis largos años en vía muerta, volverá a vertebrar de sur a norte la Marina Alta. 2023: parada en Dénia.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats