Si estás pensando en hacer una excursión al Peñón de Ifach esto te interesa. Ponerte las zapatillas, preparar la mochila y llenar la cantimplora ya no serán suficientes. Ahora también es necesario que planifiques la escapada al menos un día antes. El parque natural pide ahora a sus visitantes que antes de acudir hagan una reserva previa. Y sólo a los 300 primeros, ya que éste es el cupo de excursionistas permitido por día.

La pandemia ha acelerado la masificación que ya empezaban a sufrir algunos parajes naturales de la Marina Alta. Y ha obligado a restringir el aforo incluso en las playas en verano. El límite de 300 personas al día en el Peñón es fácil de controlar, dado que solo hay una senda para llegar hasta la cima. Y cuenta en su arranque con tornos. Además, es obligatorio hacer la reserva previa con un día de antelación. Si un agente de la autoridad pilla a un senderista que se ha colado, multa al canto.

De esta forma, el Peñón sigue la senda de la Cova Tallada, en el Montgó. El pasado verano fue el tercero de cupo de visitas (70 personas de forma simultánea y un máximo de 370 senderistas y de 112 turistas en kayak al día) en esta gruta litoral que pertenece a Xàbia pero a la que se llega por una senda que arranca en les Rotes de Dénia. Del 15 de junio al 15 de septiembre, es imprescindible hacer una reserva telemática para visitar la cueva.

Otra coincidencia con la Cova Tallada: la senda del Peñón es de ida y vuelta. Los senderistas que van tropiezan con los que regresan. De ahí que se recomiende hacer la excursión con la mascarilla puesta.