30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Audiencia disuelve un club cannábico en Dénia al detectarse que vendía drogas

La sentencia aplica una atenuante al considerar que la conducta de los acusados obedeció a su adicción a esta droga

Plantas de cannabis en una foto de archivo.

Plantas de cannabis en una foto de archivo.

La Audiencia de Alicante ha decretado la disolución de un club cannábico de Dénia por usar las dependencias para traficar con drogas, según la sentencia a la que ha tenido acceso este diario. La entidad se inscribió en el registro de asociaciones del Ayuntamiento de Dénia el 29 de julio de 2016 bajo el nombre Asociación La Safor Green y las pesquisas de la Policía Nacional determinaron que del local entraban y salían personas para adquirir droga. El fallo impone penas que suman tres años de cárcel al presidente y al tesorero del club, que cerraron un acuerdo con la Fiscalía antes del juicio.

Los clubes de cannabis han proliferado por toda España como espacios para el autoconsumo compartido de esta sustancia entre sus asociados. Las Fuerzas de Seguridad actúan en cuanto tienen indicios de que en el interior de estos locales la actividad va más allá del autoconsumo y sus responsables se lucran con la venta, mientras que desde el sector se clama por la legalización de esta droga y que se deje de criminalizar este tipo de locales. En este juicio no hubo alegatos por la legalización, sino que se cerró con un acuerdo entre la Fiscalía y las defensas, por el que los acusados serán condenados a un año de cárcel por el delito de tráfico de drogas y otros por asociación ilícita. El fallo les aplica una atenuante por drogadicción, al considerar que sus actos estuvieron motivados por su adicción a esta sustancia.

Los responsables del club presentaron el 29 de julio de 2016 una solicitud en el Ayuntamiento de Dénia para su registro como asociación, incluyendo una copia de los estatutos. En ellos se hacía constar que «se descartaba expresamente y con rotundidad que se pretendiese promover el consumo de cannabis o cualquier otra droga tóxica», dice la sentencia. «Contrariamente a lo afirmado en los estatutos, la constitución de la asociación se llevó a cabo como pantalla para dar una apariencia de legalidad al cultivo y distribución de marihuana, careciendo de otra actividad asociativa diferente de la distribución a terceros mediante precio, hasta el punto de realizarse en el citado local la venta indiscriminada de marihuana a los consumidores de esta sustancia, que acudían a diario a proveerse, bajo el subterfugio previo de hacerse socios con un simple trámite privado por anotación de sus datos personales en el registro privado de la entidad», declara probado la resolución.

Registro

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía estuvieron realizando controles a la salida de club entre el 14 y el 28 de febrero de 2017, requisando bolsitas con pequeñas cantidades de cannabis a personas que entraban y salían del local. En dichos controles, se comprobó que había una gran trasiego de personas que entraban y salían del local, en el que no llegaban a permanecer más que unos pocos minutos. En un registro practicado en el local, se acabaron interviniendo cerca de tres kilos de esta droga, valorados en 115.00 euros. La sentencia obliga a los acusados a pagar una multa por este importe.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats