Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segundo intento para juzgar la pieza del caso Brugal de las basuras de Calp

El exalcalde Javier Morató, dos exediles y el empresario Ángel Fenoll se sientan en el banquillo por una presunta trama para presentar facturaciones hinchadas por los residuos en el vertedero a cambio del pago de comisiones

Los ochos acusados en el banquillo durante la sesión en la que se acordó suspender la vista debido A la pandemia. |

¿A la segunda irá la vencida? La Audiencia de Alicante intentará el lunes poner en marcha el juicio por la presunta trama de las basuras de Calp, una de las piezas separadas del llamado caso Brugal. El pasado febrero este caso de corrupción tuvo que suspenderse a causa del covid, al plantear las defensas que la sala donde se iba a celebrar la vista no reunía condiciones sanitarias de ventilación y de distancias de seguridad para evitar contagios. Eran unos meses en los que la pandemia estaba fuera de control en la provincia. La Sección Segunda se trasladará para el juicio al salón de actos de los juzgados de Pardo Jimeno, la sala más grande de todas las sedes judiciales y que cuenta con aparatos purificadores de aire para garantizar un ambiente limpio.

En el banquillo se sientan el empresario Ángel Fenoll y su hijo Antonio Ángel; el exalcalde de Calp, Javier Morató; el exedil y diputado provincial Juan Roselló, su mujer Amparo Femenia y su cuñado Francisco Artacho; el también exconcejal Fernando Penella; y el técnico responsable de la concesión Juan Cervantes. Se les acusa de haber urdido un sistema para facturar de más al Ayuntamiento de Calp entre 1999 y 2012 por las basuras que entraban en el vertedero de la localidad y por los que los políticos habrían percibido comisiones del adjudicatario del servicio y que ascenderían a 600.000 euros. Se estima que el perjuicio a las arcas municipales fue de 4,2 millones.

Se les acusa de delitos de cohecho, malversación de caudales públicos, prevaricación y blanqueo de capitales por haber adquirido diversas fincas y bienes con el dinero percibido con los sobornos. A los políticos se les reclaman penas de hasta diez años de cárcel, mientras que para Fenoll la condena reclamada es de casi siete años de prisión y para su hijo, 22 meses. En esta causa están personados como acusación particular el Ayuntamiento de Calp y el grupo socialista.

Las cuestiones previas centrarán el lunes la primera jornada del juicio. Un día reservado para que las defensas planteen posibles nulidades y las acusaciones les den la réplica. Desde el inicio del caso Brugal, la validez de las escuchas telefónicas en las que se ha apoyado la investigación, aunque en los juzgados se han tomado decisiones totalmente contrapuestas sobre ellas. Mientras que en la sección desplazada de la Audiencia en Elche se anularon las escuchas que dieron inicio al caso Brugal por presuntos sobornos en la contrata de la basura de Orihuela, en Alicante otra sala las dio por buenas en la causa del PGOU pero no encontró probados los hechos de la acusación. El juicio de las basuras de Calp podría coincidir con los plazos en los que la Fiscalía Anticorrupción debe presentar el recurso ante el Supremo por el PGOU. En el anterior intento de celebrar el juicio, esta vista ni siquiera llegó a completarse ya que las defensas reclamaron la suspensión inmediata.

Tras la sesión del lunes, el juicio no se retomará hasta el 19 de octubre, fecha en la que debería haber una resolución a las cuestiones previas, aunque la sala podría optar por aplazar su decisión hasta el momento de la sentencia. La vista oral continúa los días 20, 21, 26, 27 y 28 de ese mes; así como el 2,3, 4, 8, 9, 10, 11, 15 y 16 de noviembre. Algunas de estas jornadas coincidían con el inicio del juicio por el Plan Zonal en Elche, la última pieza del caso Brugal que falta por enjuiciar y donde está acusado, entre otros, el expresidente de la Diputación Provincial de Alicante, José Joaquín Ripoll.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats