Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Policías de Calp declaran que la báscula de la planta de basura llevaba rota 6 meses

Los agentes que participaron en una inspección en las instalaciones bajo sospecha ratifican en el juicio las irregularidades - Un exsecretario municipal relata que el Consell declaró el suelo protegido cuando el recinto ya estaba funcionando

Imagen de las instalaciones de Colsur en Calp en una fotografía de 2012, antes de ser clausuradas. | A. P. F.

Los policías locales de Calp que inspeccionaron por sorpresa las instalaciones de la planta de basura de Calp ratificaron este miércoles en el juicio las irregularidades detectadas durante la visita. Entre ellas, que la báscula se encontraba averiada desde hacía más de seis meses y que los camiones entraban a verter los residuos directamente, sin que se llegaran a pesarse.

En el banquillo por esta pieza separada del caso Brugal se sientan, entre otros, el empresario Ángel Fenoll, el exalcalde de Calp, Javier Morató y los exdiles Fernando Penella y Juan Roselló. Se les acusa de haber formado parte de una trama a través de la que la concesionaria de las instalaciones de tratamiento de residuos cobraba sobreprecios al Ayuntamiento por la basura que recibía entre 1999 y 2011. La corporación pagaba a la empresa por cada tonelada de basura y las acusaciones cifran el fraude en más de cuatro millones, aunque la mercantil pretendía cobrar cerca de doce.

La inspección por sorpresa se realizó en la planta de Colsur en Calp durante las madrugadas del 9 y el 10 de noviembre de 2010, a raíz de que se empezaran a conocer las presuntas irregularidades por el sumario del caso Brugal. El oficial confirmó que la báscula no estaba funcionando y que durante el tiempo que estuvieron allí entraron a descargar más de tres camiones sin someterse a ningún tipo de pesaje. «En la planta nos dijeron que llevaba seis meses averiada. El personal nos explicó que llevaban el control a ojo, porque ya sabían el peso de lo que transportaba cada camión», explicó uno de los funcionarios.

Los testigos señalaron que la máquina estaba totalmente apagada. «Nos dijeron que no funcionaba, pero nosotros no tenemos conocimientos técnicos para decir si esto era así», aseguró uno de los agentes. Del mismo modo, señalaron que el aparato no tenía capacidad para emitir ticket alguno con los pesos. Según explicaron, el funcionamiento normal era un pesaje del camión al entrar y otro al salir, una vez descargados los residuos y la diferencia se pasaba al cobro. En el tiempo que duró la inspección, no vieron que se pesara ninguno.

El que fuera secretario accidental del Ayuntamiento en 1996 y 2006, Juan Antonio Revert, fue citado a instancias de las defensas para ratificar si los acuerdos por los que se dio la contrata a Colsur se adoptaron por unanimidad, un extremo que no recordaba por los años transcurridos. Tampoco le constaba advertencias de presuntas irregularidades. Sin embargo, durante la declaración se refirió a la situación urbanística en la que se encontraba el vertedero. Cuando se pusieron en marcha las instalaciones, era un suelo que tenía la categoría de no urbanizable pero donde el Ayuntamiento tenía proyectada en la revisión del Plan General un espacio destinado a más servicios. Sin embargo todo ese planeamiento se vino abajo cuando el Consell consideró la zona como de especial protección, dejando en el limbo las instalaciones que ya estaban funcionando.

Las sesiones por el juicio de las basuras de Calp se tomarán un descanso hasta el próximo 25 de noviembre, dado que el martes próximo arranca en Elche otra de las principales causas del caso Brugal, la del Plan Zonal de residuos de la Vega Baja. Algunos acusados en el presunto fraude de las basuras, como el propio Fenoll y su hijo, están acusados también en esta otra causa. Las dos salas han tenido que coordinarse para que no se solapen, ya que no solo coinciden algunos acusados, sino también sus letrados e incluso los fiscales anticorrupción.

Un exedil exculpa al técnico acusado por falta de control en la contrata

El exconcejal Antonio Romera sostiene que el funcionario reclamó subsanar las anomalías

decoration

El que fuera edil de Limpieza Viaria de Calp entre 2007 y 2011, Antonio Romera, exculpó al técnico acusado de falta de control en la planta de transferencias de Fenoll, Juan Cervantes. Citado a declarar a instancia de las defensas, Romera aseguró que Cervantes había reclamado en varias ocasiones la necesidad de poner vigilancia nocturna en la planta por parte del Ayuntamiento, así como que en la planta se estaban vertiendo residuos de todo tipo ajenos al contrato. Las defensas sostienen que la planta recibía un exceso de residuos porque los propios servicios municipales y la concesionaria de basura llevaban al recinto muebles y enseres, escombros y restos de podas. Residuos que la planta tenía que asumir y que se incrementaron a raíz de la clausura de un vertedero en el año 2003 por los que se pretendía cobrar. Romera aseguró que el técnico intentó reunirse en diversas ocasiones con el alcalde para plantearle estas cuestiones pero que no consiguió que le recibiera. También declaró el que fuera responsable de la concejalía de Hacienda durante los años en que estuvo gobernando el PSOE hasta la moción de censura, Nicolás Pérez, quien aseguró que aquellos años (2007) el Ayuntamiento tenía numerosos problemas de liquidez para pagar a proveedores, por lo que desconocía si llegó a reunirse con Ángel Fenoll o con otros representantes de Colsur para abordar la deuda. «Venía mucha gente preguntando por lo suyo», señaló. El exconcejal aseveró que no recordaba que el interventor hubiera puesto reparos a pagos a la empresa de Fenoll. «Si el técnico indicaba que el servicio estaba prestado y había fondos lo normal es que se pagara», explicó. Nicolás Pérez aseguró que no le constaban informes del técnico Juan Cervantes advirtiendo de irregularidades en la contrata, pero matizó que no trabajaba con él. Las pesquisas revelan que Cervantes se reunió con Fenoll en un restaurante de Elche, al parecer porque el Ayuntamiento no le pagaba. El exedil dijo que no había prohibición expresa para bloquear los pagos a Fenoll.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats