Prohibido fumar en tres playas de Calp: se crean zonas libres de humo en cada arenal

El Ayuntamiento se ha adherido a la Red de Playas sin Humo de la Conselleria de Sanidad con el objetivo de crear espacios libres de esta práctica

La playa del Cantal Roig de Calp.

La playa del Cantal Roig de Calp. / INFORMACIÓN

Prohibido fumar en tres de las playas de Calp; o, al menos, en espacios acotados en cada una de ellas. El Ayuntamiento de Calp se ha adherido a la Red de Playas sin Humo de la Conselleria de Sanidad, con el objetivo de crear espacios libres de humo en las playas del Arenal-Bol, la Fossa y Cantal Roig, y favorecer así un entorno más saludable y limpio.

La iniciativa consistirá en habilitar determinadas zonas en estas playas para uso exclusivo de personas no fumadoras y que por problemas de salud o por cualquier otro motivo prefieran acudir a estas áreas. En ellas se informaciá y recomendará sobre la importancia de seguir hábitos saludables y el respeto a los demás. Serán zonas de fácil accesibilidad y separadas a una determinada distancia del resto de la playa. De esta manera Calp inicia un proceso para conseguir una playa libre sin humos. 

Para fomentar esta nueva medida se distribuirán ceniceros reutilizables en los puntos de información turística situados en las playas de Arenal-Bol y la Fossa, así como en la oficina de turismo de las salinas. De esta manera, se busca también incentivar el uso responsable y la correcta disposición de los residuos.

En este sentido, un 15 % de los residuos recogidos en las playas son colillas de cigarrillos, las cuales no solo contaminan el medio ambiente sino que también suponen un riesgo para la fauna marina. "Ni las playas son ceniceros ni el mar es un basurero. Este municipio tiene el compromiso de estar libre de basuraleza", ha afirmado el concejal de Medio Ambiente y Playas, Pere Moll.

Por su parte, la concejala de Prevención de la Salud, Itziar Doval, ha destacado la "importancia de un entorno libre de humo no solo para la preservación del medio ambiente, sino también para la salud de los usuarios de las playas". Y ha recordado que "son numerosas las enfermedades que derivan no solo del consumo activo de tabaco, sino también del consumo pasivo, ya que la inhalación de humo" genera enfermedades. "La prohibición de fumar en estas playas subraya el compromiso del municipio con la reducción de la contaminación y la promoción de la salud y esperamos que esta medida sea apoyada y replicada en otros municipios costeros", ha añadido.

Calp ya puso en marcha el pasado año otra campaña para concienciar sobre este hecho que se llamaba "La playa no es un cenicero" y para la que también se repartieron estos elementos reutilizables entre los bañistas.

Según una encuesta realizada por los médicos de Familia, el 65, 6 % de los encuestados considera prioritario prohibir fumar en las playas. Un estudio que se hizo público coincidiendo con la conmemoración del Día Mundial sin Tabaco por el grupo de abordaje al tabaquismo de la Sociedad Valenciana de Medicina de Familia y Comunitaria (SoVaMFiC) en su XXV Semana sin Humo.

Según datos de 2022, el 25% de playas de la Costa Blanca, de forma total o parcial, prohíben fumar. Son 43 espacios, más de la mitad de los arenales de la Comunidad Valenciana, pues tiene más que València y Castellón juntos, integrados en una red que promueve playas de arena, roca o calas donde preservar a los bañistas de los efectos del tabaco y de sus residuos. El Campello, con 17 zonas de esparcimiento junto al mar en las que no se puede fumar; La Vila Joiosa, con trece; Alicante y Elche con seis cada una, y Dénia, con una, forman parte de este listado. Se calcula que el 15% de las colillas acaban en la arena: solo en las playas del municipio de Alicante se recogen al día 2.500 cigarrillos.