Hoy se celebra el Día Mundial de los Humedales, una efeméride que sirve para recordar la excepcional importancia de estos ecosistemas, que no solo acogen a una gran variedad de avifauna, sino que son grandes secuestradores de CO2. Sin embargo, la sobreexplotación de los acuíferos, la contaminación y la introducción de especies invasoras mantienen amenazados a casi todos los humedales españoles.

En 1982, España ratificó el Convenio de Ramsar por el que adquiría una serie de compromisos en cuanto a la conservación y el uso racional de los humedales. Ese mismo año incluyó a Doñana (Huelva) y las Tablas de Daimiel (Ciudad Real), ambos parques nacionales, en la Lista de Humedales de Importancia Internacional, conocida como Lista Ramsar, nombre de la ciudad iraní donde se firmó este convenio.

Desde entonces se han ido adheriendo más humedales españolas en esta lista, hasta alcanzar los 76 espacios naturales incluidos, con un total de 313.083 hectáreas de humedales reconocidos. En todo el mundo hay más de 2.000 humedales en este listado, con una superficie de 200.000.000 hectáreas distribuidas a lo largo del planeta.

Valencia cuenta con importantes humedales protegidos Europa Press

En España, Andalucía es la comunidad que más humedales de importancia internacional abarca. Son 25 en total. Además de Doñana están incluidos otros enclaves andaluces como la Laguna de Fuente de Piedra en Málaga, la Albufera de Adra de Almería, la Reserva Natural Laguna de los Jarales de Córdoba, los Humedales y Turberas de Padul en Granada o la Reserva Natural Complejo Endorreico Lebrija-Las Cabezas en Sevilla.

La siguiente comunidad autónoma con más humedales reconocidos es la Comunidad Valenciana, con siete: L´Albufera (Valencia), El Hondo (Alicante), Lagunas de La Mata y Torrevieja (Alicante), Salinas de Santa Pola (Alicante), Prat de Cabanes-Torreblanca (Castellón de la Plana), Marjal de Pego-Oliva (Alicante y Valencia) y Marjal de Almenara.

El País Vasco es otra de las regiones más ricas en humedales protegidos, con seis incluidos en la lista Ramsar: Ría de Mundaka-Guernica (Vizcaya), Laguna de Laguardia (Álava), Txingudi (Guipúzcoa), Salburúa (Álava), Colas del Embalse de Ullibarri (Álava), Lago de Caicedo-Yuso y Salinas de Añana (Álava).

Último humedal adherido

En mayo del año pasado se sumó a la lista Ramsar el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia, convirtiéndose en el humedal de Importancia nº76 de España.

Parque nacional de las islas atlánticas, en Galicia Lavandeira

En este entorno, que comprende los archipiélagos Cíes, Ons, Sálvora y Cortegada se han registrado 34 especies vegetales endémicas, da cobijo a nueve especies de cetáceos y cinco de tortugas protegidas a nivel nacional.

Además, hay documentadas más de 20.000 aves acuáticas que pasan periódicamente por estos humedales, especialmente, la gaviota patiamarilla.

Además de estos archipiélagos, Galicia tiene otros cinco espacios reconocidos en Ramsar. Son el complejo intermareal Umia-Grove, la Lanzada, Punta Carreirón y Lago Bodeira; Ría de Ortigueira y Ladrido; Complejo de las playas, dunas y lagunas de Corrubedo; Laguna y arenal de Valdoviño y la Ría del Eo o Ribadeo.

Amenazas para unos ecosistemas clave

Debido a la efemérides del 2 de febrero, el Día Internacional de los Humedales, el Colegio Oficial de Biólogos de Andalucía ha alertado de que en este proyecto común que es el Convenio de Ramsar "no todo son luces", aseguran, ya que "casi el 90 % de los humedales se han degradado desde el siglo XVIII".

Así, esta institución advierte de que la velocidad con la que se pierden los humedales es "es tres veces mayor que la de los bosques", siendo, además, entornos naturales gravemente amenazados por peligros como la sequía y la sobreexplotación de los acuíferos en sus entornos cercanos.

"Los biólogos estamos preparados y dispuestos para colaborar con las Administraciones en la resolución de los retos que la gestión de los humedales plantean a la sociedad y, como dice el lema del Día Mundial de este año, "actuar por los humedales es actuar por la Humanidad y la Naturaleza”. Es vital trabajar para que estos espacios naturales se conserven y se usen de forma sostenible y racional, y los biólogos estamos capacitados para participar de este proyecto", ha manifestado Jorge Fariña Garralda, miembro de la Comisión de Medio Ambiente del Colegio Oficial de Biólogos de Andalucía.

Tablas de Daimiel, en Ciudad Real Efe

No obstante, hay más factores que ponen en riesgo la supervivencia de estos enclaves naturales. Basta con fijarse en las Islas Atlánticas de Galicia, donde Ramsar alerta de que están gravemente amenazadas por las especies invasoras, la sobrepesca y la contaminación por aguas residuales. O como ocurre en el Parque Nacional de Doñana, que sufre el impacto del turismo masivo y de la agricultura intensiva de regadío.

Estas zonas además son grandes captadoras de CO2 y por ello la ONU ha instado a los países a realizar esfuerzos para asegurar su conservación.

Nueva Estrategia Nacional de Humedales, para este año

Por otra parte, la nueva Estrategia Nacional de Humedales (ENH) será publicada definitivamente este año, ha confirmado a Efe el Director general de biodiversidad, bosques y desertificación del Ministerio de Transición Ecológica (Miteco), Jorge Luis Marquínez García.

Esta estrategia, que sustituirá a la aprobada en 1999, debería haber entrado en vigor antes de finalizar 2021, según anunció hace un año la vicepresidenta tercera y responsable del Miteco, Teresa Ribera, coincidiendo precisamente con el Día Internacional de los Humedales, pero las gestiones para su redacción han retrasado su puesta en marcha.

Marquínez ha precisado que se dispone ya "de un borrador, que requiere de un trámite importante para incorporar sugerencias o problemas de todas las delegaciones del propio Ministerio, de otras administraciones o informaciones públicas», si bien «por la experiencia en el trámite de este tipo de documentos» calcula que la documentación será «aprobada con seguridad» en el año en curso.

Humedal de El Hondo, en Alicante Información

La nueva estrategia nacional será «ambiciosa», asegura, y para demostrarlo cita algunos de sus objetivos como «la restauración para 2030 de 20.000 hectáreas de humedales y de 3.000 kilómetros de corredores fluviales» o una actuación más profunda en relación con varias especies en peligro de extinción, como el visón europeo, la nacra o la cerceta pardilla.

Para la restauración de estos espacios naturales, ha destacado la importancia de los fondos europeos distribuidos mediante el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, un dinero que será gestionado «a través tanto de administraciones autonómicas y locales como de las convocatorias de la Fundación Biodiversidad».

Así, ha indicado que las comunidades autónomas disponen ya de casi 500 millones de euros para afrontar la rehabilitación de más de 30 humedales, mientras que la Fundación Biodiversidad cuenta con otros 75 millones para aplicar en «corredores fluviales, para restauración de riberas», además de una convocatoria «genérica, pero que incluye humedales» de otros 20 millones.

La administración local también contará con una ayuda inicial de 58 millones de euros «a la que seguirá de modo inmediato otra de 62 millones» que irán destinados a preservar «la biodiversidad urbana y también con carácter general, en zonas verdes terrestres y húmedas del ámbito urbano».

Marquínez ha insistido en que, de esta manera, 2022 «será un momento de una importante actividad de restauración porque todas las administraciones estaremos trabajando en esto».

Consulta los humedales por comunidades autónomas y provincias aquí: https://www.miteco.gob.es/es/biodiversidad/temas/ecosistemas-y-conectividad/conservacion-de-humedales/buscadorhumedales.aspx