Twitter parece estar convirtiéndose cada vez más en refugio de extremistas y negacionistas climáticos. Según un estudio elaborado por investigadores de la Universidad de Londres, el número de tuits que publicó esta red social en 2022 cuestionando o negando el cambio climático aumentó de forma considerable respecto a años anteriores.

Esta situación, que se produce después de que el controvertido empresario Elon Musk se haya hecho con el control de la red, va acompañada del regreso a Twitter a personas polémicas que habían sido vetadas por los anteriores propietarios.

En 2022 se publicaron 850.000 tuits o retuits negando el cambio climático, lo que supone un fuerte incremento respecto a los 650.000 registrados en 2021 o los 220.000 de 2020, según dicho estudio.

Gran parte de este aumento de la desinformación climática procede en realidad de un único hashtag: #climatescam, que se traduce por estafa climática. Este hashtag, en realidad, aparece como resultado principal cuando se busca #climate en Twitter, ofreciendo una abrumadora cantidad de información falsa.

Twitter parece estar cayendo en manos de extremistas NYT

Basta escribir en el buscador de Twitter la palabra ‘climate’ (clima) para ser dirigido a #climatescam, aunque también hay versiones de dicho hashtag en castellano (#estafaclimatica o #estafacalentologa), y sobre otros tendencias negacionistas (#plandemia).

La tendencia es imparable. El pasado mes de noviembre se publicaron 23.832 tuits con el hashtag #climatescam, cifra que duplica directamente a la del mes anterior y multiplica por 17 la media mensual de 2021.

El 25% de los tuits climáticos, generados por bots

Pero, además, según informa de The Guardian, una cuarta parte de todos los tuits diarios sobre asuntos climáticos son generados por bots, es decir, programas informáticos que generan artificialmente mensajes repetitivos y constantes sobre un tema aparentando ser usuarios de carne y hueso. Así lo ha demostrado un estudio de la Brown University, cuyos autores señalan que este hecho "está amplificando el negacionismo climático" a través de esta red.

Estos hechos demuestran que el negacionismo climático está propagándose en Twitter a velocidad de vértigo desde que Elon Musk adquirió la red social a finales del pasado mes de octubre.

Musk, además, ha permitido regresar a la red a personajes que ya habían sido expulsados por sus mensajes incendiarios con información falsa. Se trata, además, de personas que cuentan con un gran número de seguidores y, por tanto, con una gran capacidad de influir sobre la opinión pública.

Esto ha provocado que, según The Guardian, muchos científicos, divulgadores y expertos climáticos estén pensando en abandonar Twitter, dado que dicha plataforma no logra moderar el contenido nocivo de sus abonados y está convirtiéndose en refugio y altavoz de doctrinas anticientíficas.

Artículos de referencia: https://www.theguardian.com/technology/2020/feb/21/climate-tweets-twitter-bots-analysis

https://www.theguardian.com/technology/2022/dec/02/climate-change-denialism-flooding-twitter-scientists

.......

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es