Alex Rins (Suzuki GSX RR) fue uno de los protagonistas del Gran Premio de España disputado este fin de semana en el circuito de Jerez. No obstante, el piloto catalán, que terminó en segunda posición por detrás de Márquez, fue también protagonista involuntario de la carrera por una insólita situación que está dando mucho que hablar en las redes sociales.

Y es que Rins fue objeto de un robo nada más terminar la carrera. El ladrón, además, fue ni más ni menos que un comisario, que aprovechó que el piloto se fue a celebrar con los aficionados su segundo puesto en una de las curvas del trazado jerezano para robarle una pieza de su montura.

Se suponía que el comisario le vigilaba la moto mientras Rins daba rienda suelta a su alegría junto a los aficionados, pero en lugar de eso aprovechó para cogerle la pieza de la moto y metérsela rápidamente en el bolsillo.

Lo que no esperaba el ladrón fue que la cámara on board de la Suzuki captara en detalle el robo. Tras ser informado, Rins se lo tomó a broma: "Era la funda del aceite del líquido de freno", aclaró. "Supongo que estaría emocionado. Tiene grabada la S de Suzuki y un 42. Si lo veo en Wallapop lo compraré. Estoy dispuesto a cambiárselo por una rodillera", afirmó en tono burlón.

Según la cadena de televisión DAZN, posteriormente el comisario se arrepintió de su fea acción y devolvió a su legítimo dueño esta muñequera personalizada con el número 42, que cubre la funda del líquido de freno.

CONTENIDO_RELACIONADO

  • Mundial de MotoGP
  • Clasificación

FIN_CONTENIDO_RELACIONADO