Tras más de un año de cierre de fronteras debido a la pandemia por Coronavirus, el pasaporte sanitario que estudia lanzar la Unión Europea se ha convertido en una oportunidad para todas aquellas personas que desean viajar para visitar a sus seres queridos o para descubrir nuevos países y culturas. No obstante, como las medidas de seguridad sanitarias deberán mantenerse por un largo periodo de tiempo, los viajes por carretera siguen siendo una de las opciones más seguras para moverse, ya que permiten mantener la distancia de seguridad y reducir los contactos con otras personas. Sin embargo,viajar en cochesupone ciertos gastos que debes tener en cuenta antes de emprender un viaje, como el coste de las autopistas de peaje. Por ello, Northgate Renting FlexibleNorthgate Renting Flexible ha realizado un estudio en el que ha analizado las carreteras de peaje, los puentes y los túneles de 44 países con tal de revelar cuáles son las rutas más caras de Europa. En el siguiente enlace también puedes descubrir cuáles son las carreteras más largas de Europacuáles son las carreteras más largas de Europa.

El estudio de la compañía revela que Francia es el país con la autopista de peaje más cara de nuestro continente, ya que los conductores/as que viajan por la carretera que une París y Marsella (la A6, A7) deben pagar 58,31 euros. En segunda posición, se sitúa la ruta italiana que va de Milán a Nápoles, con un precio de 56,25 euros, mientras que el Top 3 de esta lista lo ocupa la carretera que une Bodø y Oslo, en Noruega, con un coste de 50,07 euros.

Para nuestra sorpresa, la cuarta autopista de peaje más cara de Europa se encuentra en España. Se trata de la carretera que une Bilbao y Zaragoza, la AP-68, que además es la vía de pago más cara de nuestro país. El precio del peaje es de 32,72 euros. En quinto lugar y aproximándose al precio de España se sitúa Grecia, puesto que la carretera que une Evzoni y Atenas tiene un coste de 32,55 euros. Por contra, Macedonia se sitúa como el país con la carretera de peaje más barata de Europa, ya que la ruta de 37 kilómetros que une Petrovec y Veles tan sólo cuesta 1,28 euros.

LAS AUTOPISTAS MÁS CARAS DE EUROPA