Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Observatorio de animales

Observatorio de animales

La incertidumbre del turismo ético basado en la conservación de la naturaleza puede desproteger a muchos animales. Los efectos del covid-19 parecen no tener fin. Uno de los últimos en salir a la luz pública es el que afecta a aquellos visitantes que practican el conocido como «turismo ético, ecológico y sostenible». Se trata de personas que, sin interferir en la vida de los animales, se desplazan para conocer los programas de conservación de éstos y de la naturaleza que les rodea. Un buen ejemplo es el que se lleva a cabo en Asturias con los osos. El problema es que el desarrollo de los mismos se basa en los ingresos obtenidos por este tipo de turismo. Ahora, ante la distancia social que hay mantener con los educadores y la incertidumbre de si podrán llevarse a cabo, todo está en peligro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats