Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La penúltima denuncia

Ratas hambrientas. Durante la pandemia se produjo una invasión de ratas en lugares lejanos y en nuestro entorno más cercano. La razón es sencilla. El mundo se encuentra en un constante equilibrio. Si hay menos restaurantes abiertos, se genera menos basura e, inevitablemente, los animales que se alimentan de ésta pasan a buscar la comida en otro lugar. ¿Qué se puede hacer entonces? Muy sencillo, como siempre actuar localmente pero pensar globalmente. Cuando se desarrollen las ciudades en un futuro o se piense en ampliaciones, deberá tenerse en cuenta a todos los animales que habitan en las mismas. De esa forma, no habrá problemas y el equilibrio estará asegurado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats