30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Veterinario de cabecera

El perro me ha salido vegano

El perro me ha salido vegano

El perro me ha salido vegano

Tengo un perro al que le encanta comer fruta y verdura. Cuando vuelvo del mercado y me ve limpiarla, se pone a ladrarme hasta que le doy alguna pieza. Le da igual que sean plátanos o tomates, todo le encanta. ¿Es normal o puede ser malo?

Pese a que los perros son animales carnívoros, la fruta y la verdura pueden ser complementos ideales de su dieta por sus vitaminas y fibras. Sin embargo, debido a su alto contenido en azúcares no deben suponer más del 15% de su alimentación. Peras, manzanas, sandia o melón, son frutas que les suelen gustar y les vienen bien. Por el contrario, aguacates, uvas, pasas o cítricos pueden provocarles problemas gastrointestinales. Respecto a las verduras, tampoco les sientan bien las cebollas ni los ajos. Eso sí, pueden comer tomates más bien maduros, y, por supuesto, patatas y boniatos, pero nunca crudos. Por lo demás, lechugas, zanahorias, espárragos, calabazas, apios, remolachas, brócolis y espinacas, son verduras que, en su justa medida, digieren perfectamente. Por último, es importante que no se trague ningún hueso ni pepita para evitar riesgos mayores. Recuerda que una alimentación equilibrada es siempre fuente de salud.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats