VETERINARIO DE CABECERA

Me duelen las orejas de mi perro

Las otitis en perros son muy típicas de razas con mucho pelo y orejas caídas debido a la falta de ventilación

OTITIS EN PERROS | Mi perro siempre tiene problemas con las orejas

OTITIS EN PERROS | Mi perro siempre tiene problemas con las orejas

Raúl Mérida

Raúl Mérida

La pregunta del lector: Mi perro siempre tiene problemas con las orejas. Cuando no tiene los oídos inflamados, tiene una infección. Mi veterinario dice que tiene una otitis muy fuerte y la medicación le alivia pero no consigue curarle. El caso es que me duele verlo así. ¿Podría hacer algo más por él?

Probablemente se trate de una otitis de origen bacteriano. Son muy típicas en perros con mucho pelo y orejas caídas. El problema de éstos es que no tienen una gran ventilación en las mismas y, además, los pelos que se le caen se quedan retenidos en éstas. Para ayudarle, lo primero sería una buena higiene con alguno de los limpiadores auriculares que hay en el mercado.

Será necesario, además, un frecuente paso por la peluquería canina para descargarles las orejas de pelo. Y, por último, resultará también imprescindible la puesta en marcha de medidas para facilitar su ventilación y conseguir que se oxigenen. De esa forma le pondremos un poquito más difícil el paso a las bacterias que provocan su infección e inflamación.

Si pese a ello persisten los problemas de otitis canina, tu veterinario podrá recomendarte el uso de gotas e, incluso, si fuera necesario, antibióticos. A veces, desgraciadamente, estas otitis llegan a cronificarse y consiguen cerrarles el pabellón auditivo impidiéndoles oír. En esos casos, sólo la cirugía puede ayudar.

Otitis en perros: síntomas

Conocer los síntomas de la otitis en perros puede ayudarte a cogerla a tiempo y acudir al veterinario cuanto antes:

  • Sacudidas de cabeza frecuentes.
  • Inflamación del conducto auditivo.
  • Secreciones del canal auditivo.
  • El perro se rasca mucho la oreja o la cabeza.
  • Tiene la cabeza ladeada hacía la oreja afectada.
  • Dolor al tacto en la zona, al ladrar o comer.
  • Mal olor.
  • Exceso de cera o tapones.
  • Heridas, cicatrices o pérdida de pelo en las orejas.
  • Pérdida del equilibrio.
  • El perro se comporta de forma extraña y da vueltas en círculos.
  • Pérdida o disminución de la audición.

Causas de la otitis en perros

Las principales causas de la otitis canina suelen ser:

  • Ácaros.
  • Alergias alimentarias.
  • Cuerpos extraños alojados en el conducto auditivo.
  • Productos tóxicos o reacciones a enfermedades.

Cómo prevenir la otitis en perros

Existen diversas formas de tratar de prevenir la otitis en perros. Estas son las precauciones que debes tomar para evitar que tu mascota sufra otitis canina:

  1. Revisa regularmente las orejas y oídos de tu perro para detectar cualquier anomalía.
  2. Limpiar a menudo los oídos de tu perro con productos especiales para mascotas.
  3. Evitar introducir cualquier elemento en el canal auditivo como, por ejemplo, algodón.
  4. Consulta a tu veterinario sobre la forma correcta de limpiar las orejas de tu perro.
  5. Evita la humedad en el interior de las orejas.
  6. Seguir una buena alimentación para evitar las alergias, intolerancias o atopias.