Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

El PP, de dentro afuera

Nadie sabe quién sucederá a Rajoy en esta hora incierta del PP, que ayer se fue un poco más con las últimas líneas del epílogo de su vida política que empezó a escribir en la larga sobremesa de un restaurante madrileño. Pero está por ver si se ha cerrado una época o la sombra de Rajoy, que prolongó la de Aznar, aún sigue siendo alargada. El sondeo sobre la situación política nacional, cuya primera entrega publica hoy INFORMACIÓN, responde a algunos interrogantes con respuestas bastante lógicas: nadie quiere ya a Rajoy y aún menos a Aznar. Ambos obtienen entre los votantes del PP resultados sin paliativos: más de un 75% cree que el primero ha hecho bien dimitiendo y casi un 79% cree que el segundo no debería ni asomarse. Hasta ahí la lógica. Porque si lo anterior parece representar el final de una continuidad, hablar de ruptura en el PP sería excesivo, que Núñez Feijoo sea el preferido de la parroquia popular revela que ese impulso no es tan evidente. El grado de desorientación interna se traduce en buscar refugio en un tipo de líder que recuerda mucho al que acaba de perder la presidencia del Gobierno. Dicho de otro modo, ha muerto lo viejo, pero no acaba de nacer lo nuevo. ¿Podemos llamar 'lo nuevo' a Soraya Sáenz de Santamaría? Es la segunda clasificada en las apetencias del votante popular pero la primera, y ahí está la sorpresa, en las del resto de los partidos, con niveles de aceptación muy apreciables en los votantes de formaciones como Ciudadanos. Es un dato a tener en cuenta, porque la sangría significará para el PP no contar con los de siempre, muchos de los cuales se han ido, sino pescar en el caladero particular de Rivera. Es verdad que no hay nada tan difícil en política como el ejercicio de funambulismo de convertir al número dos en número uno. Pero lo que está en cuestión es si el PP elige a alguien con el que se sientan cómodos o alguien que tenga alguna oportunidad de ganar, en el futuro, unas elecciones.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats