Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones europeas

Cataluña centrará en España la campaña de las elecciones europeas más importantes

La designación de Dolors Montserrat por parte del PP se une a la Borrell en el PSOE y tratará de desmontar el relato independentista en una cita marcada por el Brexit y los populismos

Josep Borrell y Dolors Montserrat.

Josep Borrell y Dolors Montserrat. EFE

El calendario electoral de esta primavera incluye una cita que los partidos políticos españoles están tratando como uno de sus asuntos menos prioritarios, pese a que cada vez más decisiones trascendentales pasan por sus pasillos. Se trata de las elecciones europeas del 26 de mayo, una cita que está quedando “arrinconada”, según constatan dos analistas. La situación en Cataluña va a centrar la campaña, como prueba el hecho de que los dos principales partidos, PSOE y PP, han escogido a dos cabezas de lista con un marcado perfil de trabajo contra el discurso independentista, Josep Borrell y Dolors Montserrat.

Cuotas pesqueras, cambio climático, normativas financieras, redes de transporte... Cuestiones transnacionales que tienen cada vez más presencia en las decisiones de las instituciones europeas. Sin embargo, el prisma de la política nacional, con Cataluña como ejemplo, ocupa el enfoque de las principales formaciones. Borrell, muy activo durante los últimos años para desmontar el relato independentista, abandonará la cartera de Exteriores para encabezar la lista del PSOE, mientras que en el caso de Montserrat el propio Pablo Casado fue nítido el pasado lunes y habló de como la ex ministra de Sanidad, también catalana y uno de sus grandes apoyos en las últimas primarias, sabrá "invertir" el mensaje nacionalista "y el disparate del proceso independentista".

Campaña de la Oficina en España del Parlamento Europeo animando a los jóvenes a tomar parte en los comicios del 26 de mayo. Oficina en España del Parlamento Europeo

"Es evidente que el antiindependentismo es un factor importante para que ambos estén allí. En el caso del PSOE más que en el del PP, para quien se da más por hecho", dice Luis Arroyo, sociólogo, consultor en estrategia política y director de la firma Asesores de Comunicación Pública. A su juicio, el independentismo ha planteado "muy bien" su narrativa en algunos medios europeos. "Es más fácil vender la idea simple del ‘derecho a decidir’ que explicar por qué tienes que mandar a la policía a parar un referéndum", indica Arroyo, que no obstante apunta también que "en la Unión Europea se ha respetado mucho el ámbito interno del desafío, y prueba de ello es que prácticamente todos los intentos de internacionalizar 'el conflicto' han fracasado".

"El independentismo ha sabido trasladar muy bien su relato. Juega con el mensaje de que en España hay presos políticos y determinados sectores, no necesariamente solo de partidos nacionalistas, han comprado ese discurso", dice Manuel de la Fuente, politólogo y director asociado de Asuntos Públicos en la consultora Kreab España. Para este experto, la relevancia de los comicios europeos en un contexto de "inflación electoral" cobrará mayor fuerza una vez se hayan desarrollado las generales. "Son unas elecciones que van a cobrar un gran protagonismo porque estamos viviendo una coyuntura europea como nunca antes, con el Brexit y el auge de los populismos de extrema derecha", advierte. En este sentido, destaca los datos de la última proyección de escaños, del mes de marzo, publicada por el Parlamento Europeo y que sitúa a Vox con cinco europarlamentarios cuando aún no ha dado a conocer el nombre de su cabeza de lista.

Proyección escaños

Infogram

Ambos analistas coinciden en que estas elecciones se sitúan en el último ámbito de prioridades de los partidos, pese a lo mucho que está en juego. Si finalmente se produce la salida del Reino Unido de la UE antes de dicha fecha y los británicos no toman parte en esta cita, el número de parlamentarios europeos pasará de 750 a 705, con la delegación española aumentando su número de escaños, que pasarán de 54 a 59. De la Fuente considera que las europeas ocupan un lugar "secundario" para los partidos españoles, pero cree que un triunfo de los partidos socialdemócratas podría convertir a Borrell, que ya fue presidente del Parlamento Europeo de 2004 a 2007, en nuevo comisario de la UE. Para Arroyo, sin embargo, "no hay duda" de que la Eurocámara "se plantea no solo en España sino en todos los países como un cementerio de elefantes, un lugar para enviar a quien no quieres o puede colocar en lugares aparentemente más importantes".

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats