La reunión de trabajo del equipo del Gobierno de Pedro Sánchez en Quintos de Mora (Los Yébenes, Toledo) ha concluido tras ocho horas en las que los integrantes del Ejecutivo han compartido prioridades legislativas y debatido las reformas que consideran necesarias para el país.

La jornada se ha dividido en dos sesiones de trabajo, según han apuntado fuentes del Ejecutivo.

En la primera, por la mañana, cada ministro ha explicado las prioridades de su departamento y posteriormente ha intervenido Sánchez, que ha augurado "un tiempo de optimismo, muy esperanzador, de gran dinamismo legislativo".

Posteriormente, la última parte de la sesión matinal se ha centrado en el contexto económico y la estabilidad presupuestaria. La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha considerado sólidas las bases de la economía española y ha apostado por un crecimiento sostenible e inclusivo.

En este apartado, Sánchez ha apostado por dedicar especial atención a los jóvenes, a quienes ha considerado los grandes 'paganos' de la precariedad, exclusión y pobreza causados por la crisis.

Tras un almuerzo informal, la sesión ha analizado las grandes transformaciones que impulsará el Gobierno en los ámbitos de la economía, la igualdad, la cohesión territorial, la transición ecológica, la ciencia, la digitalización y la justicia social, han detallado las fuentes.

La de este sábado se trata de la primera jornada de trabajo informal en Quintos de Mora en la que participan los 22 ministros del gobierno de coalición, organizada para analizar la agenda legislativa del trimestre y "engrasar" la relación política y personal de los integrantes del Gobierno del PSOE y de PSOEUnidas Podemos.

Sánchez y sus ministros llegan a la finca de Quintos de Mora. Vídeo: EFE.

Sánchez ya se reunió en esta finca con su Ejecutiva del PSOE estando en la oposición y repitió con su primer gabinete de ministros tras ganar la moción de censura en junio de 2018.

"El rancho de Aznar"

Enclavada en los Montes de Toledo, la finca de Quintos de Mora abarca una superficie de más de 6.800 hectáreas y pertenece al municipio de Los Yébenes (Toledo). Propiedad del Estado desde 1942, ha sido el lugar elegido por algunos presidentes del Gobierno para recibir las visitas de otros mandatarios, como hizo más de 6.800 hectáreasJosé María Aznar con el estadounidense George W. Bush en 2001.

La consejera de Seguridad Nacional de Bush por entonces, Condoleeza Rice, bautizó al lugar como "el rancho de Aznar", en una anécdota que dio mayor popularidad al recinto.

Tanto Aznar como luego Zapatero usaron la finca de Quintos de Mora no sólo para alojar a sus huéspedes internacionales, sino también para disfrutar ellos de unos días de descanso. Fue también en este enclave donde el presidente Aznar preparó con Mariano Rajoy y el PP tras elegirle como su sucesor en el partido.