30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pesadilla no cesa: cuatro variantes más de coronavirus para la alarma

Sanidad alerta de otras cepas que empiezan a circular por el país, además de la británica, sudafricana y brasileña. La inglesa ya causa el 30% de los casos, menos de lo esperado

Gente con mascarilla paseando por el Postiguet.

Gente con mascarilla paseando por el Postiguet.

El mismo día que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aseguraba que la variante británica del COVID ya es predominante en Galicia (un 63%), el Ministerio de Sanidad alertaba de otras cuatro variantes dignas de preocupación y por ello, de “interés creciente”. Son otra de Reino Unido (Bristol), otra de Río de Janeiro, la danesa y la de California. “Hay que valorar la repercusión que pueden tener”, aseguró ayer Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. “Pueden tener una implicación importante”, agregó.

Eso sí, las primeras variantes británica, sudafricana y brasileña son las más importantes del coronavirus. Así consta en la última actualización del “Informe sobre la situación epidemiológica de la variante B.1.1.7 de SARS-CoV-2 y otras variantes de interés”, en la que desvela que se han detectado en nuestro país 11 casos de la nueva variante de Río de Janeiro (P.2) , dos de ellos en viajeros diagnosticados en Madrid y los otros 9 en Canarias de los que aún “no se dispone de datos epidemiológicos”.

También se ha detectado otro caso de la variante B.1.525 (la danesa), que, señala el documento, fue secuenciado en enero de 2021; están además la VOC 202102/02, que se observó por primera vez en Bristol (Reino Unido), y la B.1.429, en California, de las cuales España no ha confirmado ningún caso aún.

Según Sanidad, “continuamente se van describiendo nuevas variantes”, y estas cuatro son las que “están suscitando un interés creciente”, aunque Sanidad considera que por ahora las más importantes son tres: la británica B.1.1.7; la B.1.351 (501.V2), de Sudáfrica; y la P1, de Brasil.

De la primera, la B.1.1.7, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias eleva a 898 el número de casos confirmados, aunque existen otros 183 que han sido comunicados “a través de fuentes informales (prensa o similar) no incluidos” en esa cifra. El dato real puede ser mucho más elevado, pues los casos sospechosos pero con alta probabilidad de tener origen en la variante británica son muy numerosos, pero no todos han sido secuenciados definitivamente todavía.

El Ministerio recuerda que la variante inglesa es “más transmisible, probablemente más letal y no parece que escape a la inmunidad”, ya sea adquirida por infección natural o mediante la vacuna. Es la dominante en el Reino Unido e Irlanda, aunque “se observa una rápida sustitución de las otras variantes circulantes en otros países”, con más de 8.600 casos detectados en 31 países europeos.

Respecto a la sudafricana, presente también en Zambia, Botswana y numerosos países europeos, el documento apunta a un “probable aumento de transmisibilidad”, a la reducción de neutralización de sueros mono y policlonales y de la efectividad de las vacunas “entre moderada y alta”.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats