A traición y sin posibilidad alguna de defenderse, un hombre ha intentado asesinar a cuchilladas a su expareja en una calle de Massamagrell esta mañana cuando la mujer, de 52 años acababa de salir de su casa y se dirigía a coger su vehículo para ir a trabajar. La víctima se encuentra gravemente herida, en coma inducido en el Hospital Clínico de Valencia, tras recibir siete heridas por arma blanca, la mayor parte de ellas en el abdomen.

Vecinos de la víctima y un compañero de trabajo de ésta han evitado que el agresor machista siguiera asestándole cuchilladas. Incluso el amigo de la víctima lo ha golpeado con una herramienta que portaba en el coche para que dejara de acuchillar a la mujer. Agentes de la Policía Local de Massamagrell han detenido al agresor después de que éste saliera corriendo y ofreciera fuerte resistencia. Incluso lo han tenido que encañonar para que soltara el cuchillo que todavía portaba en la mano.

Una patrulla del GRS de la Guardia Civil, que se encontraba en las proximidades, ha acudido inmediatamente al lugar tras recibir el aviso y ha socorrido a la mujer taponándole las heridas y trasladándola de urgencia al centro de salud de Massamagrell en el vehículo patrulla. Dada la gravedad de las heridas que presentaba la víctima, tres cuchilladas en el abdomen y varias superficiales en el tórax, una ambulancia la ha trasladado de urgencia al Hospital Clínico de Valencia, donde permanece en estado crítico.

Este intento de crimen machista se produce el día de la Mujer. Día escogido por el autor de las cuchilladas para llevar a cabo su plan de acabar con la vida de la que había sido su pareja. El agresor la estaba esperando y la mantenía bajo vigilancia como prueba el hecho de que en el interior del coche del detenido los agentes de la Guardia Civil hayan localizado unos prismáticos. Además, del arma utilizada para acuchillar a su víctima, un cuchillo tipo machete de unos once centímetros de hoja, el arrestado tenía una katana dentro del vehículo.

El arrestado, un abogado de 51 años residente en Turís, ha sido trasladado al mismo centro hospitalario que su víctima al tener lesiones en las manos, la oreja y la nuca debido a los golpes que los testigos le han propinado para que dejara de acuchillar a su víctima. 

La pareja, que no tiene hijos en común, llevaba unos dos años separados y no consta ninguna denuncia previa por malos tratos u amenazas, según han confirmado fuentes del Ayuntamiento de Massamagrell. No obstante, el agresor llevaba ya tiempo vigilando sus movimientos y acosándola como demuestra que hace una semana la mujer se encontrara el neumático de su vehículo pinchado. Misma práctica que ha utilizado esta mañana su agresor, desinflando la rueda delantera del lado del conductor para que su víctima no pudiera coger el coche y atacarla a traición con la clara intención de acabar con su vida.