La duración del efecto de las vacunas sigue siendo una incógnita que parece perfilarse hacia un horizonte no tan lejano como se desearía. Este jueves, el consejero delegado de la farmacéutica Pfizer, Albert Bourla, señalaba que «probablemente» sea necesaria una tercera dosis de refuerzo de su vacuna dentro de los 12 meses después de haber sido completamente vacunado, para que la inmunización sea completa. «Es extremadamente importante suprimir el grupo de personas que pueden ser susceptibles al virus», dijo Bourla al canal de televisión estadounidense ‘CNBC’. El ejecutivo también indicó que estas dosis serán una herramienta importante para luchar contra las variantes de la covid que han demostrado ser más contagiosas, como la británica o la sudafricana.

Mientras, las soluciones en el inmediato plazo siguen avanzando. Ayer también, el secretario general de Salud Digital, Alfredo González, aseguraba que el certificado verde digital de vacunación, que se está elaborando en el seno de la Unión Europea, va a permitir a España recibir a viajeros con «más seguridad». En este documento, según recordó González, se va a mostrar si una persona se ha vacunado o no, si tiene una prueba negativa de covid-19 o si ha pasado la enfermedad. Con ello, el certificado permitirá a los viajeros con test negativo entrar en España sin necesidad de una cuarentena y también podrán hacerlo si han pasado el covid o están vacunados.

«El certificado está pensado para no ser discriminatorio, por lo que no sólo certifica que una persona se ha vacunado, sino acreditar otras circunstancias para impulsar la normalidad como haberse vacunado, estar en posesión de una prueba diagnóstica negativa o haber pasado la enfermedad», zanjó González.

En este sentido, Sanidad hace hincapié en el buen ritmo de la campaña de vacunación, tras sumar 449.012 vacunados en 24 horas, cerca del registro diario más alto (453.000). Así, el porcentaje de personas que ha recibido al menos un suero de las tres vacunas que se pinchan en España asciende al 21,5 %. Y ya son 3.253.537 el total de inmunizados, el 6,9 % población, cifra que se eleva al 8,1 % si se calcula sobre el censo a vacunar.

En lo que no hay cambios, de momento, es en los dos millones de personas menores de 60 que esperan una segunda inyección del suero de AstraZeneca. Este jueves, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, recordó que este es un «tema que se está analizando en profundidad». «Quiero lanzar un mensaje de tranquilidad: disponemos de unos días para, con el principio de prudencia, analizar datos, evidencias científica, y tomar la decisión sobre la administración de la misma vacuna o de otra vacuna, pero tengan la seguridad de que este grupo de población será atendido con la máxima seguridad», recalcó.

Una dosis de la vacuna de Pfizer.

Sin cambios con la alarma

Por otro lado, el fin del actual estado de alarma el 9 de mayo sigue siendo foco de preocupación para autonomías y formaciones políticas, que temen no poder aplicar las medidas necesarias para paliar la pandemia si fuera necesario. Ante este complejo escenario, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, intentó tranquilizar ayer a las comunidades, informa Juan Ruiz Sierra.

Te puede interesar:

Según Calvo, el Consejo Interterritorial de Salud, que reúne al Gobierno y las autonomías, podrá acordar el cierre de determinados territorios si se disparan los contagios, algo que en la Moncloa creen que no sucederá, debido al acelerón en la vacunación. La vicepresidenta señaló en ‘Canal Sur’ que «salvo inmovilizar a los ciudadanos en sus casas», una medida que incluye los toques de queda, se puede hacer «casi todo» con la legislación ordinaria. Las comunidades pueden por sí mismas cerrar la restauración y los comercios. Y el Consejo Interterritorial, mediante una «acción coordinada», tiene margen para aprobar el confinamiento de algunos territorios cuando estén «en situación de particular incidencia».

En este horizonte de medidas, el Gobierno propondrá a las autonomías la prohibición de fumar en las terrazas al aire libre de los establecimientos de hostelería y restauración en todo el territorio nacional, independientemente de que se puedan mantener los dos metros como distancia de seguridad interpersonal.