Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cataluña

Sandro Rosell perfila su candidatura a la alcaldía de Barcelona

El empresario y exdirectivo del Barça trabaja para liderar una candidatura a las elecciones al Ayuntamiento de Barcelona - Le animaron vecinos de varios barrios de la ciudad

Sandro Rosell.

Ya es algo más que un simple rumor o una remota posibilidad. Sandro Rosell trabaja a fondo para liderar una candidatura a la alcaldía de Barcelona. Todo empezó hace unos meses cuando vecinos de barrios tan distintos como Nou Barris, Sarrià- Sant Gervasi, Les Corts o La Barceloneta llamaron a su puerta para proponerle liderar un proyecto de gestión diferente para la ciudad.

Una de las personas que ha mantenido encuentros frecuentes con Rosell, cuenta que la idea que está sobre la mesa es la de romper con el ‘más de lo mismo’ de la política partidista. Así que la pelota se ha ido haciendo grande y cada día que pasa Rosell lo tiene más claro. A todo eso, no tiene prisa ni presión y a diferencia de algunos políticos, tampoco está necesitado de aspirar a un cargo para enriquecerse.

Otra persona involucrada en esta plataforma ciudadana explica que la intención de Rosell es la de mantenerse muy alejado de cualquier ideología o partido político y que su objetivo solo es pensar en Barcelona. Añade también que hay varios nombres conocidos y populares que están dispuestos a acompañarle en esta aventura. Por tanto, queda descartado que acceda a liderar una candidatura bajo las siglas de ‘Centrem’, el nuevo partido que encabeza Àngels Chacón y con la que ha mantenido reuniones.

A partir de septiembre, pero sin fecha concreta, analizará la situación política del momento, realizará encuestas internas y decidirá. "Esta misma semana ha mantenido diversas reuniones donde se le nota que está muy ilusionado con el proyecto", me comenta una de las dos fuentes consultadas. El expresidente del Barça es consciente que el reto no es fácil. No obstante, tras superar el duro trance de ser maltratado por la justicia española y pasar dos años de un encarcelamiento injusto, a Rosell ya no le espanta nada. Eso sí, le falta acabar de convencer a su familia y, especialmente, a su madre. Dicen que sin su visto bueno no hay nada que hacer.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats