Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia

Alfonso Rueda: “Tengo un gobierno unido, sin tensiones por las cuotas”

“He pedido a Pedro Sánchez urgentemente el mismo apoyo para Stellantis que brinda a otras fábricas de coches”

Alfonso Rueda, el jueves en Vigo. Ricardo Grobas

Alfonso Rueda empieza a sentirse cómodo en el traje de presidente de la Xunta, se le nota, aunque el peso de la responsabilidad a veces le abruma. “Antes escuchaba a algún compañero en el Consello y pensaba vaya lío tiene, ahora todos los líos son míos”, confiesa, mientras buscamos el mejor sitio para hacer las fotografías que acompañan esta entrevista. Esa carga a veces le quita el sueño, pero a las siete y cuarto de la mañana sale a correr por Pontevedra. Casi todos los días. Le ayuda a estar en forma y a despejar la mente para afrontar los retos que tiene por delante.

–Usted ha dicho que se siente preparado, convencido, listo, motivado, responsabilizado e incluso asustado de su nueva responsabilidad, pero no ha dicho nunca si se siente contento, alegre o incluso feliz, ¿es que no lo está?

También lo estoy. Estoy contento y feliz. Y según van pasando los días, más seguro de todo, de que fue una buena decisión.

–¿Y cómo lleva ser ya el centro de atención?

Me voy acostumbrando poco a poco. Es un cambio importante. Hay un termómetro importante, que son las redes sociales, como suben de repente los seguidores. A veces pienso ¿dónde estaba yo antes? Estoy viendo que es una de las consecuencias del cargo. No está mal.

–¿Por qué cree que debía ser usted y no otro el sucesor? Véndase un poco.

Yo siempre digo que era una posibilidad entre otras, que también habrían sido muy buenas. Como dice Feijóo, a los sitios hay que venir aprendido y yo sabía de qué iba esto. Llevaba muchos años en el Gobierno de la Xunta y en el partido. Y eso es importante. Y sobre todo me veía con ganas, y lo más importante, hablé con todos mis compañeros y los vi a todos convencidos de que yo era la mejor opción. Este paso no lo hubiera dado si no hubiese tenido esa percepción.

–Parecen lógicas sus continuas referencias de agradecimiento a Feijóo porque él lo ha señalado, ¿pero no cree que debería marcar su propio perfil?

Yo creo que ya lo estoy marcando. Somos dos personas diferentes y bastante diferentes en algunas cosas. Yo creo que alguna cosa ya se está viendo. Decir ahora mismo en qué se va a notar… mejor pregúnteme dentro de dos meses. Y seguro que verá diferencias.

–Si Feijóo ha hecho historia en Galicia, ¿tiene usted la ambición de hacer historia?

Mi intención es hacerlo bien, y si lo hago bien eso querrá decir que ganaré las siguientes elecciones y por lo tanto podré seguir en el puesto, y para hacer historia hay que estar un tiempo en todo esto y espero que así sí. 

–En su discurso de investidura, usted fijó tres prioridades: familia, trabajo y futuro. Vaya chorreo le cayó de la oposición con lo de la familia, ¿qué quería decir?

Ese sectarismo de cierta oposición para entender que solo hay una familia es una pena. Yo digo que hay tantas familias como uno se quiera plantear. La familia es un planteamiento vital, y hay familias de todos los tipos, mononoparentales, con un solo hijo, con dos hijos, con padres del mismo sexo, y familia es todo eso. Y la familia es una prioridad para mi Gobierno porque queremos ayudar a cualquier persona, protegerla, darle cuidados, y nos da igual si es joven, mayor, o vive solo o en familia.

–¿Habrá entonces nuevas y más ayudas para que las familias lo tengan más fácil y por ejemplo para que más se animen a tener descendencia?

Lo acabamos de hacer con la bajada de impuestos, que beneficiará más a la gente con rentas más bajas. Y considerar numerosas las familias de dos hijos es un paso muy importante. Sé que no es el fundamental. Que nadie va a tener un hijo por esto, pero ayuda. Y es lo que tenemos que hacer, unido a más ayudas para vivienda, para los bonos eléctricos ahora que el precio de la luz se ha disparado...

–Uno de los grandes retos de esta comunidad es revertir la crisis demográfica, ¿qué piensa hacer para paliar la situación?

La Xunta no tiene la varita mágica. Es un problema general, que se da no solo en Galicia y España. Tenemos que incidir más en las medidas de conciliación, acabamos de aprobar un plan de conciliación a seis años para intentar que la igualdad sea real. Podemos decir a la gente que quiere tener hijos que lo puede tener un poco más fácil y le podemos ayudar un poco, pero la solución no viene solo de mano de la administración.

–Ha pedido una reunión con Pedro Sánchez, ¿qué temas quiere abordar con él?

–Son muchos, pero en la carta que le envié planteo varios. Estoy muy preocupado con el uso de los fondos Next Generation. Todo lo que tiene que ver con la planta de Stellantis. Me preocupa mucho la falta de apoyo, que Stellantis no recibe el apoyo que se está brindando a otras plantas fuera de Galicia. Queremos ese respaldo como mínimo y urgentemente. Seguimos sin saber cuándo va a llegar el AVE a las demás ciudades, la financiación autonómica hay que abordarla ya, el traspaso de la AP-9... Me gustaría una primera reunión y luego con ministros.

–La inflación está ahogando a muchos hogares. ¿Barajan tener que ampliar fondos para ayudas sociales como la Risga, de emergencia social ...?

Las grandes infraestructuras que hemos podido hacer estos años siendo importantes... y sin olvidar que son economía productiva y son inversiones, en época de crisis habrá que dejarlas en un segundo plano, para proteger a la gente que peor lo está pasando ayer. Si es necesario y dentro de nuestras posibilidades, se ampliarán fondos. Tenemos una gran ventaja , somos con diferencia una de las comunidades menos endeudadas de España y si hiciera falta aumentar nuestra capacidad de endeudamiento lo haríamos. 

–¿Por qué entra Diego Calvo en la Xunta directamente como vicepresidente? Usted por ejemplo no fue vicepresidente en la primera legislatura. ¿Le pidió ser vicepresidente?

–No me pidió ser vicepresidente. Me pidió entrar en el Gobierno y acepté porque creo que es una persona muy preparada. Ocupa además unas responsabilidades que llevan aparejadas una Vicepresidencia y por eso se decidió así. Encaja perfectamente. Por un lado me dicen que he hecho el mismo Gobierno de Feijóo, que todo el mundo estaba de acuerdo en que no respondía a cuotas territoriales, y ahora resulta que haciendo yo el mismo gobierno hay cuotas territoriales. Yo he intentando tener a los mejores, y creo que los tengo y que la entrada de Diego Calvo va a enriquecer al Gobierno.

–Con usted, la representación del PP de A Coruña crece en el Consello de la Xunta, y usted alega que no obedece a cuotas, sino a que son los mejores, ¿los mejores solo están en A Coruña?

No en absoluto. Entiendo esas interpretaciones, pero entonces por el mismo razonamiento el que más capacidad tiene es el presidente, que es de Pontevedra. Y los de A Coruña podrían decir que el presidente de la Xunta antes era de Pontevedra y ahora sigue siendo de Pontevedra. No percibo esa tensión en mi gobierno por las cuotas territoriales. De hecho, Lugo y Ourense han sido absolutamente generosos y no entraron en esa discusión de cuotas. Eso rompería la unidad y yo tengo un gobierno muy unido.

–Diego Calvo fue el único presidente provincial que públicamente puso en duda su elección como sucesor de Feijóo, y reivindicó el peso de PP de A Coruña, ¿tanto vale el PP coruñés, una vicepresidencia y seis conselleiros, y tan poco las demás provincias?

–Diego Calvo dijo que quería ser miembro del Gobierno, y los demás presidentes provinciales no manifestaron ese interés. Y Diego Calvo públicamente lo que dijo es que era bueno hacer un congreso, también lo dijo Baltar, y yo estaba de acuerdo. La mejor forma de que te legitimen para un cargo es que te vote la militancia, y es lo que va a pasar precisamente este fin de semana.

–La nueva secretaria xeral del PPdeG también será de A Coruña…

–He recibido muchas felicitaciones después de que se conoció ese nombramiento en su periódico. Es una magnífica elección. Estoy seguro de que para muchos en el partido Paula Prado es Paula Prado y no saben de dónde es. Es del PPdeG de toda la vida. No hay esa lectura de cuotas.

–¿Por qué eligió a Paula Prado para ese cargo?

–La conozco desde hace tiempo y sé de sus cualidades. Buscaba una persona que se pudiera dedicar en exclusiva a esto porque vamos a tener dos años muy intensos, con la preparación de las elecciones municipales y autonómicas. Se conoce el partido, fue senadora, ha sido viceportavoz muchos años en el Parlamento gallego, dialécticamente es muy buena, tengo una buena relación personal con ella… reunía todos los requisitos. Y tiene ganas, cuando se lo planteé aceptó rápidamente. 

–¿Habrá más novedades en la nueva dirección del PPdeG?

–Nuestro último congreso fue hace ocho, nueve meses, mi intención es mantener a una parte importante del equipo que ya estaba, pues la verdad es que no le dio tiempo ni a hacerlo bien ni mal. 

–Este fin de semana usted será elegido presidente del PPdeG y también cabeza de cartel para las autonómicas de 2024. ¿Tiene intención de agotar legislatura?

–Sí. Es un proyecto a dos años. Siempre hemos agotado la legislatura con ajustes técnicos.

–Si Pedro Sánchez agota la legislatura, las elecciones generales y las gallegas serían muy próximas, ¿baraja un ajuste técnico para que coincidan?

–Tenemos un proyecto en marcha, y vamos a necesitar los dos años. Mi intención es esa, si luego hay que hacer un ajuste… tampoco me gustaría estar sometiendo a la gente todo el día a votar, con lo que eso supone, no sé.

–¿No le molestaría que coincidiesen las generales y las autonómicas, lo que nunca ha pasado en Galicia?

–La verdad es que me fío tan poco de Pedro Sánchez. A ver si agota la legislatura. Estoy seguro de que no. Hará lo que mejor le convenga y yo haré lo que mejor le convenga a Galicia.  

–¿Para cuándo su relevo en la presidencia del PP de Pontevedra?

–Es incompatible ser presidente del PPdeG y del PP de Pontevedra. Tendrá que haber un periodo de transición. Y me reuniré con gente de Pontevedra y veremos cuándo. Me gustaría solucionarlo todo cuánto antes. ¿El sistema de elección? No lo sé. Porque soy consciente de que llevamos varios congresos seguidos y eso a la gente le cansa. Veremos la mejor fórmula. Me gustaría que fuese mediante un congreso porque es la mejor forma de legitimación.

–¿Ya sabe si será hombre o mujer?

No. Quiero escuchar opiniones. Yo cambio de idea escuchando a la gente que sabe más que yo.

–¿Se reunirá con los portavoces de la oposición?

–Si me lo solicitan, sí.

“Ofrezo mano tendida a Caballero”

decoration

–¿Cómo será la relación con el alcalde de Vigo, Abel Caballero?

–Espero que buena. Ofrezco mano tendida. Podemos hacer muchísimas más cosas por Vigo, si hay una buena relación. Si entiende que en la confrontación y en tener un enemigo exterior al que echar la culpa de todo tiene réditos, pues entonces será muy difícil.

–¿Será el PPdeG capaz de recuperar alguna alcaldía urbana en las elecciones municipales de mayo de 2024?

–Eso espero. Ya veo un buen ambiente y espero que dentro de un año sea un ambiente más favorable al PPdeG. Era más complicado hace tres años, cuando intentaba buscar candidatos y hacer listas. La tendencia está cambiando y a mejor. Por tanto, aspiro a mejorar, y además sé que nos van a examinar por eso. No lo tendremos difícil porque el resultado de las últimas locales no fue muy bueno. Seguro que vamos a mejorar.

–¿Y ve posible recuperar alcaldías urbanas?

–Nosotros tenemos la dificultad de que debemos amarrar la mayoría absoluta. Lo tenemos más difícil.

“Me gustaría que Tapias fuese la candidata de Vigo”

decoration

–En Vigo, ¿la candidata será Marta Fernández-Tapias?

–Vamos a tener buenos candidatos en las ciudades y a mí me gustaría que en Vigo fuese Marta.

–Tenemos en Galicia al rey emérito. Ha dicho que ayuda a poner a Galicia en el mapa. ¿Usted le reprocha algo a Don Juan Carlos?

–¿Si tengo algo que reprocharle? Es una opinión muy personal. No tiene ninguna causa judicial pendiente. Como presidente de una comunidad, me gusta que se hable de Galicia y que sea el centro de atención. Es publicidad.

EN CLAVE PERSONAL

“Fumé un porro de joven pero me dolió la cabeza”

–¿De centroderecha o de derechas?

–No soy una persona muy ideologizada. Más bien soy una persona de principios y valores. Lo que no soy es de extremos, pero dentro de eso el espacio es grande...

–¿Tan grande es el espacio que hasta puede ser de izquierdas? ¿Me va dar el titular?

–Lo fácil sería decir que estoy en el centro, pero soy de espectro amplio. Decir de izquierdas o derechas empobrece bastante.

–De uno a diez, ¿cuán galleguista se siente?

–Me siento tan gallego como español. Fraga tenía una frase muy buena y me identifico con ella: La mejor forma de ser español es ser gallego.

–¿Más liberal o socialista en el plano económico?

–Yo creo que sin ser salvaje, hay que dar libertad a la gente, para en función de la valía y su esfuerzo se desarrolle y progrese. Pero también tiene que haber sectores que siempre deben ser públicos y protegerlos.

–¿Se declara feminista?

–¿Qué es ser feminista? A día de hoy, considero que la igualdad no es real, ni mucho menos. Y tiene que haber discriminaciones positivas para ellas. ¿Eso es ser feminista? No lo sé.

–¿A favor o en contra de la gestación subrogada?

–Es un tema muy complicado. Debo tener más datos para pronunciarme.

–¿Partidario de la abolición de la prostitución?

–Me gustaría que no hubiera prostitución, pero no sé si la forma de acabar con ella es prohibiéndola. 

–¿A favor o en contra del aborto sin consentimiento paterno para las menores de 16 años?

–Volver a hablar del aborto es hacerle el juego al Gobierno que lanza cortinas de humo, pero por no rehuir su pregunta, como padre no me gustaría no enterarme. Querría ayudarlas, estar con ellas, apoyarlas. No veo normal que unas menores de 16 años o menos puedan abortar sin que sus padres lo sepan .

–¿A favor o en contra de la eutanasia?

–Hay gente que la rechaza absolutamente, yo no.

–Principal rasgo de su carácter .

–Soy bastante normal, y aspiro a que la política no me cambie.

–¿Qué no soporta de los demás?

–Buff… la hipocresía.

–Su idea de la felicidad

–Estar tranquilo. La felicidad es tranquilidad. La mía y la de los míos. Me da paz.

–¿Alguna vez ha fumado un porro?

 –Sí, hace mucho tiempo. No lo probé más porque me dolió mucho la cabeza. Lo recuerdo y ya me duele la cabeza. Es que yo no fumo.

–Un héroe de ficción.

–Asterix

–Un héroe real.

–Mi padre.

–El último libro que se leyó.

 –Estoy leyendo en inglés y poco a poco El escándalo Modigliani porque me gusta mucho Ken Follet. Y acabo de releer Fuego y cenizas, éxito y fracaso en política, del canadiense y expolítico Michael Ignatieff. Es muy real.

–La última serie que le enganchó.

–El desorden que dejas

–La última peli que vio en el cine.

–Con mis hijas , la última de James Bond. Hace tiempo que no voy al cine.

–Su grupo de música favorito.

–The Cure y Los Rodríguez.  

–Si llega a casa y una hija le presenta a un amigo que se declara no binario, sabe de qué le están hablando.

–Pues no.

–De los conciertos del Xacobeo, ¿cuál no se perderá?

–No me voy a perder los de O Son do Camiño y no me perderé Muse, que me gusta mucho. Y mis hijas quieren llevarme al de C. Tangana, a ver si llegado el momento aún quieren que vaya con ellas. A mí me gustan algunas canciones de Tangana.

–Un concierto que no olvidará.

–El último de Alejandro Sanz, hace dos años en el Monte do Gozo.

–¿Es cocinitas?

–Sé hacer dos o tres hits que repito. Los espaguetis con una serie de salsas y tortilla de patatas. Y desde hace año y medio tenemos en casa una thermomix y la manejo muy bien. 


Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats