Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pugna entre socios

La respuesta de ERC a los tres puntos de la última propuesta de Junts para salvar el Govern

Los posconvergentes pulieron sus demandas pero, según ERC, mantuvieron el espíritu "innegociable" del primer escrito

Jordi Turull y Pere Aragonès.

El domingo, a última hora, Jordi Turull envió un WhatsApp a Pere Aragonès con una versión reducida de propuesta extensa, en la que eliminaron algunas aristas. Entre ellas, la cuarta demanda, la de restituir al cesado vicepresidente, Jordi Puigneró. Con todo, los republicanos consideraron que el plan 'in extremis' mantenía el espíritu de la primera propuesta, el que la hacía "innegociable".

Nuevo 'estado mayor'

En el WhatsApp, Turull proponía que "el espacio de coordinación, consenso y dirección estratégica del independentismo en los términos previstos en el acuerdo firmado para la investidura, empezará a reunirse antes del 15 de noviembre".

Fuentes republicanos, replicaron este lunes por la tarde el acuerdo de investidura al que se hace referencia sanciona la existencia de un Consell per la República (la entidad creada por Puigdemont) “reformada”, dada, señala ERC, la “nula transversalidad” que presentaba “hace un año y medio y ahora, como se vio en el acto del quinto aniversario del 1-O”. “Y tampoco se ha reformado”, sentencia.

Participación de Junts en la Mesa de diálogo

Lo que se trasladó a Aragonès sobre el foro con el Gobierno central señala que "por lo que respecta a la delegación catalana de la Mesa podran formar parte de ella miembros del Govern y de los grupos parlamentarios que apoyan al Executiu y se actuará según los términos contenidos en el acuerdo de investidura". Junts pasaba, por tanto, de exigir poder mandar quién quisiera a acotar el campo a 'consellers' y miembros del grupo parlamentario del Parlament. Así, por ejemplo, el propio Turull no podría formar parte de la delegación.

ERC se agarra a otro documento acordado, el plan de Govern, en que se define la mesa de diálogo como un foro "entre gobiernos", es decir, con la participación limitada a miembros de cada ejecutivo. Solo ministros y 'consellers'

Coordinación en el Congreso

El mensaje de WhatsApp señala, en cuanto a la relación de ERC y Junts en las Cortes que "en la próxima reunión de coordinación [conocido por 4x4] concretará los mecanismos para garantizar la coordinación del criterio del Govern y de cada 'conselleria' con las actuaciones de los grupos parlamentarios del Congreso y Senado y se activará un grupo de trabajo a tal efecto que asegure este objetivo, de acuerdo con lo previsto en el pacto para la investidura.

ERC responde que la coordinación ya existe. Y se remite a los números. Hasta el pasado mes de mayo, en el que Marta Rovira señaló en un tuit que en lo que iba de legislatura ERC había votado en favor del Gobierno en el 71% de las ocasiones y, Junts, en el 61,33%. Los republicanos reconocen que, tras el tuit, "curiosamente" han crecido el número de abstenciones posconvergentes y, que en la actualidad, Junts se sitúa en el 55% de votaciones favorables a Sánchez.

"Otra cosa", añaden, "es que traten de conseguir en los despachos, por ejemplo para negociar los Presupuestos Generales del Estado, la influencia que perdieron en las urnas", apostilla un republicano.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats