Vicente, generosamente, nos invita a pasar a su hogar, o quizás hayamos entrado sin que se haya dado cuenta. Todo está completamente destartalado pues, entre sus "costumbres", está la de recolectar todo aquello que encuentra en sus paseos matutinos. Una vez dentro, vemos a Vicente funcionando con sus rutinas cotidianas pero, esa cotidianidad, no tiene nada que ver con lo que podíamos esperar. Enseguida empieza a vivir experiencias alucinatorias que nos harán viajar de la risa al llanto con extremada delicadeza. Descubrirá, y descubriremos, que fue un gran artista y veremos si hoy es el día para desempolvar aquello que le dio tantos éxitos.

Con una cuidada puesta en escena, "Habitación 801", de Cía Lucas Escobedo es un espectáculo de Circo y Teatro Visual donde, sin duda alguna, "las apariencias engañan".