Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crítica de cine

'No respires': ni héroe ni villano

Esta secuela tampoco se molesta excesivamente en situar al protagonista, un violador y asesino, en zonas moralmente grises

Crítica de 'No respires': ni héroe ni villano.

'No respires 2'

  • Dirección:: Rodo Sayagues
  • Intérpretes: : Stephen Lang, Brendan Sexton III, Madelyn Grace, Adam Young
  • Año:: 2021
  • Estreno: : 23 de septiembre de 2021
  • : ★★

Los responsables de ‘No respires 2’ pretenden que el espectador se ponga de parte de su protagonista, pero también que se sienta incómodo por hacerlo. Se trata de Norman Nordstrom, un violador y asesino que en la primera película secuestró a una mujer involucrada en el accidente de coche que mató a su hija, la dejó embarazada y la encerró en el sótano para que gestara al bebé que, en su opinión, le debía. Esta secuela tampoco se molesta excesivamente en situar al personaje en zonas moralmente grises ni en hacer que reflexionemos acerca de qué distingue a un héroe de un villano.

El supuesto cambio que aporta tiene que ver con el hecho de que, aunque Norman vuelve a comportarse con brutalidad, en esta ocasión las víctimas tal vez merecen el castigo; eso, en todo caso, no impide que pasar la película a su lado resulte francamente desconcertante. Lo vemos protegiendo a su hija pero también aplastando la cara de otra persona mientras la niña le pide a gritos que pare y, si bien en una escena llora por su perro, en otra pega la boca y la nariz de su oponente para que no pueda tomar aire. Es raro.

El silencio

Por lo demás, ‘No respires 2’ favorece el mismo tipo de acción física musculosa y enérgica que su predecesora, y sin duda esa falta de originalidad les resta impacto. De hecho, lo único acerca de ella que no se percibe como una repetición es su uso del sonido. Lamentablemente, y aunque la necesidad de permanecer en silencio vuelve a desempeñar un papel relevante en la historia, la nueva película no está tan preocupada por jugar con la acústica y usarla para convencernos de que cada ruido podría conducir al desastre. En todo caso, eso sí, el gran escollo con el que se topa en sus intentos de generar tensión es que, en última instancia, lo que le pase a su protagonista -recordemos, un monstruo- nos importa tan poco como la suerte que puedan correr sus enemigos.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats