Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Críticas de cine

Los estrenos de cine de la semana: Cronenberg, Harry Styles, Paco León, la Modelo y más

Los críticos de EL PERIÓDICO analizan las películas que llegan este viernes a las salas de cine: 'Crímenes del pasado', 'No te preocupes, querida', 'Rainbow', 'Modelo 77' y 'Labordeta, un hombre sin más'

Fotogramas de ’Rainbow’, ’Modelo 77’, ’Crímenes del futuro’ y ’No te preocupes, querida’. EPC

'Crímenes del futuro' ★★★★ (David Cronenberg)

Arte tumoral

¿A quién se le puede ocurrir la historia de una corporación que se encarga de manipular y modular el dolor de los artistas? ¿Y quien puede imaginar que la cirugía será el nuevo sexo? ¿E idear un personaje como el de Tenser, encarnado por Viggo Mortensen, que desarrolla neo órganos y los elimina en sus espectáculos vanguardistas de creaciones internas convirtiendo el crecimiento tumoral en un nuevo arte? Solo hay un cineasta que hoy, ayer y posiblemente mañana puede imaginar estas cosas y llevarlas a buen puerto cinematográfico. Su nombre es David Cronenberg, un ‘autor’ de cine fantástico con una trayectoria de una coherencia a prueba de bomba. El resultado de todas estas ideas es ‘Crímenes del futuro’, el primer filme que ha conseguido rodar en los últimos ocho años.

A vueltas con la Nueva Carne, un concepto que él no acuñó pero al que dio cartas de nobleza cinematográfica en títulos como ‘Cromosoma 3’, ‘Videodrome’, ‘La mosca’ o ‘eXistenZ’. Pero siempre avanzando un paso más allá de la última experiencia en el mismo terreno respetando la esencia: transformaciones, mutaciones, metamorfosis, nueva carne y nuevo sexo. Un cine virulento que no nace solo de sus composiciones visuales, sino que emana también de sus discursos políticos. Cronenberg practica el cine fantástico, pero desde los tiempos en que hacía explotar cabezas en tramas conspiranoicas –‘Scanners’– hasta esta lúcida indagación en nuevas formas de conocimiento, dolor y placer, Cronenberg no ha variado un ápice su visión disoluta, extrema y vanguardista del mundo que conoce a partir de realidades cada vez menos desconocidas. Quim Casas

'No te preocupes, querida' ★★ (Olivia Wilde)

Una mera colección de citas

La segunda película como directora de Olivia Wilde trata de denunciar el sometimiento actual de la mujer por las fuerzas del antifeminismo a través del retrato de un orden patriarcal ambientado en los años 50: una comunidad suburbana pretendidamente utópica en la que, sin embargo, la vida en apariencia perfecta de una ama de casa empieza a resquebrajarse. El secreto que ese hermético microcosmos alberga es tan profundo que algunos espectadores tardarán al menos 20 minutos de metraje en adivinarlo.

Hasta que lo desvela oficialmente, la película no se molesta en dotar su peripecia narrativa de lógica interna y reglas de funcionamiento coherentes, ni en ir generándonos una sensación de inquietud creciente -desde el principio se nos deja claro que el lugar es muy turbio-; durante buena parte de su metraje, de hecho, funciona a modo de mera sucesión de variaciones de una misma escena, cada una de ellas un poco menos interesante que la anterior. Pero quizá su característica más reprochable es que ninguna de sus ideas argumentales es original, y que todas se han tomado prestadas de películas mejores. Su gran baza es Florence Pugh, que vuelve a demostrar su inmenso talento; más que protagonizar la película, carga con todo su peso, y a su lado Harry Styles no deja ver ni un ápice del carisma que sus fans le atribuyen. En conjunto, ‘No te preocupes, querida’ no es el desastre que hacían presagiar las polémicas surgidas alrededor de su proceso de producción, pero tiene mucho menos interés que ellas. Nando Salvà

'Rainbow' ★★★ (Paco León)

Una película libre, kamikaze, fresca 

A veces al cine se le recrimina que está falto de ideas, que las fórmulas siempre son las mismas, que no hay riesgo ni capacidad de inventiva. A 'Rainbow' le sobra todo de esto. Es una película libre, kamikaze, fresca y fuera de todo tipo de convencionalismo. También es una película irregular, errática y algo autocondescendiente. Pero en el desequilibrio encuentra sus virtudes. Paco León realiza un salto mortal a través de una obra que tiene algo de subversiva por su capacidad constante de dejar perplejo al espectador, algunas veces para bien, otras para mal. Es un artefacto psicotrónico que tiene la particularidad de construir un universo único en el que todas las reglas saltan por los aires. Es una película juvenil, es un musical, es un 'remake' chalado. También es un canto a la cultura urbana, una oda generacional y una defensa de la era de Instagram, en la que el postureo y la reflexión en torno a nuestro tiempo se dan un abrazo imposible, en el que la imagen lo es todo, pero también la necesidad de lanzar proclamas incendiarias. 

'Rainbow' sería algo así como un conglomerado de todas las contradicciones que están presentes en la sociedad contemporánea, tan frívola y supuestamente concienciada al mismo tiempo, en la que el sensacionalismo convive con el término 'woke', con la lucha por la discriminación racial y sexual y las políticas identitarias. Desde esa perspectiva debería leerse y disfrutarse Rainbow, como un experimento casi sociológico en el que se encuentra representado lo nuevo y lo viejo, el establishment y las subculturas. Beatriz Martínez

'Modelo 77' ★★★ (Alberto Rodríguez)

Presos en lucha

Sin abandonar en el fondo el ‘thriller’ o cine policíaco, ya que los relatos carcelarios también forman parte del género, Alberto Rodríguez cambia un poco de registro en ‘Modelo 77’, en la que narra la conciencia social que adquirió un grupo de presos de la cárcel Modelo de Barcelona en 1977. En este sentido, el director incide en el retrato de determinados aspectos de la historia española, ya que el franquismo estaba presente en ‘La isla mínima’, ETA, el GAL, Francisco Paesa y Luis Roldán conformaban el entramado sociopolítico de ‘El hombre de las mil caras’ y la corrupción policial figuraba en primera línea en ‘Grupo 7’.

 ‘Modelo 77’ funciona bien a partir de los códigos genéricos del filme carcelario, muestra la compleja realidad del tardofranquismo –en la cárcel y fuera de ella– y el proceso que llevó a gente de distinta condición social, encarcelados por delitos de lo más variado, a unir fuerzas para exigir una amnistía. Es la historia del nacimiento de la COPEL, la coordinadora de los presos en lucha, una crónica social en lo que los aspectos más descarnados de la vida entre rejas quedan un tanto elididos para centrarse en el discurso político en un momento tan convulso como el de la primera transición política. Rodríguez sigue fiel a su número de la suerte: ’7 vírgenes’ se tituló su segunda película en solitario, después rodó ‘Grupo 7’ y ahora vuelve con ‘Modelo 77’. Q. C.

'Labordeta, un hombre sin más' ★★ (Paula Labordeta y Gaizka Urreti)

La España de Labordeta

Esta evocación de la vida y obra de José Antonio Labordeta codirigida por una de sus hijas, Paula Labordeta, empieza con imágenes de la capilla ardiente y funeral del cantautor, poeta y político aragonés fallecido hace 12 años. En ese momento litúrgico, uno percibe el cariño que la gente sentía por él. Al pasar delante de su féretro, hay quienes se santiguan y otros que alzan el puño en alto. Pasadas estas imágenes de archivo, la viuda, hijas y nietas de Labordeta conversan entre ellas para revisar al marido, padre y abuelo, que es una forma también de revisarse a ellas mismas. El hallazgo de un cuaderno en el que Labordeta desperdigó reflexiones, notas y sentencias repletas de cierta angustia funciona como hilo conductor de un relato que es, también, el de la España de las últimas seis o siete últimas décadas.

El documental es muy sencillo de factura, como si quisiera estar en consonancia con la aparente sencillez con la que Labordeta vivió su vida –incluso en su agitada práctica como parlamentario–, e incluye un buen número de películas domésticas y familiares a través de las cuales se explica la relación de Labordeta con la localidad de Canfranc, el origen de algunas canciones, la vertiente política, las giras más en clave de grupo rock que nunca llegaron a funcionar y, sobre todo, el vínculo con su hermano Miguel, una de sus mayores influencias a nivel poético y vital. Q. C.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats