Hoy os traemos una de las recetas de Alicante más conocidas: la olleta alicantina, uno de los platos de cuchara más típicos de la provincia. Se trata de un plato tradicional de origen humilde de cuya receta existen tantas variantes como familias y pueblos que la preparan. Además, recibe nombre del recipiente de barro donde se cocina. Lo que no puede faltar en esta receta tradicional son las alubias, las lentejas y el arroz, aunque en algunos sitios se añade trigo tierno en lugar de arroz (esta variante se conoce como "olleta de blat"). Toma nota de los pasos porque hoy te mostramos cómo hacer una olleta alicantina.

La olleta alicantina está hecha, principalmente, con legumbres y verduras, por lo que es apta para vegetarianos y veganos, pero en algunos casos también se añade algo de carne, costillas y tocino. Lo más importante a la hora de preparar la olleta alicantina es cocinarla a fuego lento, como se hacía antiguamente, y adaptar sus ingredientes a las verduras de temporada que encontremos. Además, es una receta de cocina ideal para combatir el frío, ya que se trata de un plato contundente y muy completo a nivel nutricional. Todo esto la convierte en una de las mejores excusas para reunir a la familia en torno a este suculento guiso.

Receta de olleta alicantina sin carne (para 4 o 5 personas)

Como hemos comentado antes, la receta se puede adaptar a las hortalizas y legumbres de temporada que tengamos en casa. Podemos sustituir las acelgas por espinacas, el nabo por la chirivía o prescindir de alguna de las legumbres.

Ingredientes para hacer la olleta alicantina:

  • 70 g. de alubias blancas
  • 70 g. de alubias pintas
  • 50 g. de lentejas
  • 100 g. de garbanzos
  • 200 g. de arroz
  • 1 manojo de acelgas
  • 1 trozo de calabaza (250g aproximadamente.)
  • Un par de pencas
  • 1 nabo
  • 3 o 4 patatas
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón dulce
  • Sal
  • 1 ñora
  • 1,3 litros de agua

¿Cómo preparar la olleta alicantina?

  1. Ponemos las alubias blancas y pintas, los garbanzos y las lentejas a remojo, la noche anterior, con un puñado de sal.
  2. Picamos la cebolla, rallamos el tomate y hacemos un sofrito en la olla con el aceite de oliva y un poco de pimentón. Cuando la cebolla esté pochada, incorporamos la ñora molida, removemos hasta que se mezcle bien con el sofrito y agregamos el agua.
  3. Agregamos al guiso las legumbres que hemos puesto la noche anterior a remojo, la calabaza y el nabo. Tapamos la olla y cuando empiece a hervir, bajamos el fuego y calculamos una hora aproximadamente.
  4. Pelamos las patatas y troceamos las acelgas. Las añadimos junto con las pencas 30 minutos después de que el guiso eche a hervir.
  5. La olleta debe tener una consistencia espesa. Si está demasiado espeso el caldo, podemos añadir agua y dejar que cueza más tiempo antes de añadir el arroz, que tarda unos 17 minutos. Una vez el arroz esté cocido, la olleta alicantina está lista para comer.

El truco del millennial

Te puede interesar:

Para ahorrar tiempo puedes seguir este truco: se puede hacer una versión rápida de la olleta alicantina utilizando legumbres de bote ya cocidas y cociendo todos los ingredientes en una olla a presión o incluso en un robot de cocina como la Thermomix.