Cuando vives solo, a veces es difícil adaptarse a una rutina para cocinar, sobre todo con el ritmo de vida que llevamos actualmente en el muchas veces comemos en el trabajo, y en ocasiones echamos de menos las comidas y platos de nuestras madres y abuelas. Pero aunque, en ocasiones, pensar en meternos en la cocina nos supone un mundo, es importante saber que existen muchos platos tradicionales que son muy fáciles y sencillos de preparar y no requieren mucho tiempo. Uno de ellos es la receta de albóndigas caseras.

Este plato es muy versátil y admite casi cualquier ingrediente, las albóndigas pueden prepararse con pollo, vacuno, pavo o, incluso, verduras. Además, puedes ponerle un poco de queso dentro de las bolas de carne para darle un toque especial. Así que, si quieres hacer unas albóndigas tan ricas como las de tu madre, toma nota; porque hoy te traemos la receta definitiva de albóndigas caseras.

Ingredientes para las albóndigas caseras (3 personas):

  • Medio kilo de carne de vacuno picada
  • 2 Huevos
  • 3 Cdas. Miga de pan
  • 3 Patatas medianas
  • 1 Cebolla grande
  • Pan rallado
  • Vino blanco
  • Ajo, perejil, aceite y sal

Elaboración de las albóndigas (40 minutos):

Te puede interesar:

  1. Sazonamos la carne con sal, el ajo muy picado y perejil al gusto. Le añadimos una cucharada de vino blanco y dejamos reposar la carne unos 15 minutos.
  2. Tras ese tiempo le agregamos la miga de pan previamente remojada en leche y escurrida.
  3. El siguiente paso es batir los huevos y añadirlos a la mezcla.
  4. Mientras ponemos a calentar el aceite en la sartén procederemos a moldear las bolas con las manos (también puedes usar un bolero para helados, una huevera de plástico o una taza pequeña de café) y rebozarlas en el pan rallado.
  5. Lo siguiente es freír las albóndigas hasta que se doren y colocarlas en una olla.
  6. Para preparar la salsa debemos colar el aceite que hemos usado para dorar la carne y sofreír con él la cebolla muy picada.
  7. Machacamos más ajo en un mortero, junto a una hoja de perejil, y le añadimos un buen chorro de vino blanco. Esta mezcla la añadimos a la cebolla y cuando el alcohol reduzca un poco se lo añadimos a las albóndigas que teníamos en la olla.
  8. Añadimos agua a la olla hasta cubrir toda la carne y rectificamos de sal. Ponemos a fuego lento y las dejamos cocer unos 25 minutos tapando la olla. La sacudimos de vez en cuando para que las albóndigas no se peguen al fondo y ¡listo!