Se acerca Halloween, fecha señalada para los amantes de las leyendas más terroríficas. La Comunidad Valenciana posee lugares de lo más impactantes en los que se han producido fenómenos paranormales, existen leyendas sobre ellos o, simplemente, se encuentran abandonados. Muchos de ellos han sido comentados como el programa 'Cuarto Milenio', presentado por Iker Jiménez, y algunos expertos y aficionados al misterio han podido realizar grabaciones de psicofonías.

Si las historias de terror no son lo tuyo, cuidado, porque aquí os presentamos los 8 lugares terroríficos más famosos de las provincias de Alicante, Valencia y Castellón:

El santuario de Balma

El Santuario de Balma, en Castellón. Miguel Vilaplana

El Santuario de la Balma, situado en Castellón, es conocido por muchos bajo el sobrenombre "el Santuario de los Endemoniados". En él se practicaban exorcismos a gente "poseída" y luego se supo que muchos de los casos de "posesión" podían tratarse de enfermos de epilepsia.

Los asistentes a los ritos, en su mayoría, eran personas con escasa formación académica, poco dinero y fácilmente manipulable e impresionable. Su historia lo convierte en un lugar susceptible para la imaginación de muchos y objeto de innumerables rumores. ¿Te la jugarías a pasar una noche en este tenebroso santuario?

El preventorio de Aigües de Busot

25

Así es por dentro el preventorio de Aigües de Busot, epicentro de lo paranormal en la provincia

El preventorio de Aigües de Busot, un antiguo hospital infantil para enfermos de tuberculosis cerró en los años 60, es protagonista de numerosas leyendas paranormales. Historias sobre apariciones fantasmagóricas, niñas vestidas blancas o sombras en los pasillos son algunas de las más populares. Los rumores que pululan en torno a este tenebroso edificio convierten a este lugar, sin duda, en una de las grandes referencias de nuestra Comunidad si de sitios tenebrosos hablamos.

El sanatorio abandonado en Torremanzanas

En medio del monte, en un lugar solitario y prácticamente derruido. Esta la carta de presentación del sanatorio de Torremanzanas, que fue construido 1926 por la comunidad religiosa Cómpade Jesús.

En sus inicios, era utilizado como albergue, después, como colonia infantil durante las vacaciones. Más tarde, con la llegada de la Segunda República, el edificio cambió de nuevo su cometido para convertirse en un hospital infantil hasta que, finalmente, durante la Guerra Civil fue utilizado como hospital militar.

A causa del hambre sufrida en España tras la Guerra Civil y la consiguiente epidemia de tuberculosis, el edificio adquirió un nuevo fin, como sanatorio para tuberculosos hasta 1963. Tras la erradicación de esta enfermedad en España, se abandonan por completo todas sus instalaciones dejándolas desoladas y abandonadas en medio del monte.

Antiguo psiquiátrico de Cheste

Existen dudas en torno al cometido de este edificio. Se duda entre si el lugar fue realmente un psiquiátrico o un centro de menores, pero en torno a lo que no hay ninguna es de que este edificio, situado en la localidad valenciana de Cheste, es un lugar aterrador.

La construcción fue abandonada hace bastantes años y son numerosas las leyendas que se cuentan al respecto de lo que sucede en la actualidad en su interior. Los rumores apuntan desde que, por las noches, se acercan al lugar grupos satánicos para realizar sus rituales, hasta haber sido objeto de estudio por parte de aficionados y expertos sobre sucesos paranormales, realizándose espectrometrías y psicofonías en el lugar. Quizás no es el lugar idóneo para irse de vacaciones.

La "cuesta mágica"

La "cuesta mágica" de Crevillent quizás no es un sitio realmente "terrorífico", pero sí que entra en nuestra lista de lugares con actividades paranormales. Se trata de una pendiente de aproximadamente 30º de inclinación en la que, si te paras con el coche en punto muerto, da la sensación de estar subiéndola.

El truco se encuentra en una ilusión óptica que, a pesar de estar parados, crea un efecto de movimiento y nos hace creer que estamos subiendo la cuesta. Sin embargo, y para desgracia de muchos fantasiosos, nos encontramos simplemente parados y es nuestro cerebro quien está trabajando de más.

Antiguo colegio de "disminuidos psíquicos" de Agost

Ubicado a las afueras de la localidad alicantina de Agost y construido en 1967, este antiguo edificio ha sido protagonista de muchas historias y rumores en la zona. Voces, extraños ruidos... Todo tipo de historias acompañan a las ruinas de este edificio abandonado.

Finca Palmeretes

Finca Palmeretes, en Sant Joan d'Alacant. HÉCTOR FUENTES

Una gran casa se erige en la localidad de San Joan d'Alacant. Se trata de una mansión abandonada que se encuentra en muy mal estado, con una gran cantidad de papeles, libros, paredes quemadas, etc.

Durante los últimos años, el edificio ha sufrido más de diez incendios a pesar de que se tapió y valló para evitar el acceso de curiosos. Es muy probable que simplemente se trate de pequeñas jugarretas de gente que decidió allanar la mansión pero, a su vez, también ha despertado la curiosidad de muchos.

El pueblo abandonado de la Cornudilla

La Cornudilla es un pequeño pueblo abandonado en el término municipal de Requena. Se dice que los habitantes de este pequeño pueblo abandonaron sus hogares en los años 50, después de vivir una serie de sucesos paranormales.

Al parecer era frecuente escuchar ruidos, murmullos y voces en el interior de las casas y sin una procedencia lógica. Mientras que los ruidos desaparecieron con el tiempo, hubo una casa, la conocida como "Casa del Ruido", en la que no desapareció. Esta era una casa pequeña separada del pueblo unos metros.

Según los rumores, en ella al caer la noche se oían ruidos de todo tipo procedentes del pozo interior de la vivienda al igual que se dice que en el piso de arriba se escuchaba el ruido de cadenas agitadas contra el suelo. No se sabe qué hay de cierto en toda esta historia, pero de por sí, la historia de este pueblo se encuentra llena de misterio.