La pandemia, las restricciones... En definitiva, el coronavirus ha trastocado nuestra vida y también nuestros planes y vacaciones. Ahora apostamos más por el turismo rural, dentro del cierre perimetral que mantiene la Comunidad Valenciana, y por los planes al aire libre.

Por eso te proponemos cinco actividades al aire libre por la provincia de Alicante para que te olvides del virus y puedas disfrutar sólo o en compañía, con mayores y pequeños.

Visitar Tabarca

Podríamos decir que es una de las visitas obligadas en la provincia de Alicante ya que Tabarca es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana y de los mejores sitios para disfrutar de un buen caldero. Esta isla, que en realidad es un archipiélago ya que cuenta también con los islotes La Cantera, la Nao y la Galera, se encuentra a 22 kilómetros de Alicante y a 8 de Santa Pola y se puede llegar a bordo de diversas embarcaciones y de las famosas “tabarqueras”.

Una vez en Tabarca puedes pasear por sus 1.800 metros y disfrutar de sus calles y sus murallas, que fueron declaradas Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural, y también disfrutar de sus playas con aguas cristalinas. Si te animas a darte un baño no te olvides tus gafas de buceo para disfrutar de unas vistas inolvidables bajo el agua.

Pasear por Altea

No descubrimos nada si te contamos que Altea es uno de los municipios más bellos de España. Con sus calles empedradas y su casco antiguo, reconocible por la cúpula azul de la iglesia de Nuestra Señora del Consuelo.

Altea cuenta con dos puertos deportivos (Luis Campomanes y Porto Senso) que también puedes visitar a pie, así como un Club Náutico. Todo ello sin olvidar sus numerosas playas: Cap Blanch, Cap Negret, Barreta-Mascarat, de la Olla (donde en agosto se puede disfrutar de su mítico castillo de fuegos artificiales), Galera-Solsida, La Roda, la de l’Espigó y su playa dog friendly para que los mejores amigos del hombre puedan disfrutar de la arena y el mar.

13

Diez pueblos con encanto de la Comunidad Valenciana para visitar en Semana Santa MARINA FALCÓ

Ruta por el Barranc de l’Infern

Algunos lo denominan ‘la Catedral del senderismo’ y es que esta maravilla de la naturaleza situada en La Vall de Laguar es un espacio para disfrutar de las vistas y donde respirar aire puro. Situada en la Marina Alta, esta zona cuenta con un alto interés geológico y arqueológico muy valorado por senderistas y escaladores.

Eso sí, si os lanzáis a realizar esta ruta debéis tener en cuenta de que tiene una exigencia física alta, ya que se tarda entre cuatro y cinco horas en completarla. Podréis encontrar tramos más sencillos y otros en los que veréis sus más de 6.800 escalones de piedra de origen morisco.

Disfrutar de las vistas desde el parque de La Ereta

Si atravesamos las deliciosas calles del Barrio de Santa Cruz en Alicante descubriremos el parque de la Ereta. Ubicado en el centro histórico de la ciudad, en la ladera del Monte Benacantil, este parque es un gran espacio público desde que el que observar la naturaleza y, por supuesto, el Mar Mediterráneo desde un enclave único.

Las lagunas de Torrevieja Tony Sevilla

Conocer el Parque Natural de las lagunas de Torrevieja y la Mata

Dos lagunas que dejan una imagen que se quedará grabada en tu retina. Aguas con matices naranjas, rojos y granates que llenan de luz un maravilloso espacio natural protegido. Un total de 1.400 hectáreas tiene la laguna de Torrevieja, separada por el Chaparral y conectada por el canal de el Acequión de la de la Mata, que tiene 700 hectáreas.

Te puede interesar:

Sus aguas son las preferidas de la zona para el flamenco común y el zampullín cuellinegro cuando empieza la época de cría.

Es interesante que los turistas se acerquen al Centro de Visitantes del Parque Natural en La Mata y que se informen en el caso de que quieran contemplar la laguna rosa de Torrevieja porque no hay rutas señalizadas.