La Granadella en Xàbia, El Moraig en Benitatxell y el Tio Ximo de Benidorm son algunas de las calas más populares de la provincia de Alicante que se han puesto "de moda" en los últimos veranos. Las aguas cristalinas, el paisaje rocoso y las vistas han atraído a miles de bañistas de toda parte de España tras ser situadas en multitud de ránkings de las mejores playas nacionales. No obstante, de norte a sur la provincia esconde miles de rincones igual de paradisíacos pero menos masificados.

Aquí te presentamos una serie de lugares donde disfrutar de un buen baño lejos del bullicio:

Cala En Caló en Xàbia

No, no es una playa paradisíaca en Tailandia. Es mejor y está en la provincia, concretamente en Xàbia. En Caló, situada entre la Granadella y Ambolo, es uno de los secretos mejor guardados de la provincia dado que sólo se puede acceder a remo o a nado.

El furor del kayac ha contribuido a dar a conocer todo este adestre litoral y los fines de semana, si hay buena mar, pueden verse varadas en la cala decenas de piraguas. Otro secreto desvelado de En Caló es el de los pasadizos naturales que atraviesan el risco. Se recorren a nado y es excitante colarse por una estrecha apertura que se abre en la base de la peña y salir al otro lado, al de la cala secreta.

Cala En Caló en Xàbia.

Cala Mascarat en Altea

El casco antiguo no es el único encanto de Altea. La localidad esconde multitud de tesoros escondidos y uno de ellos es la cala Mascarat. Las aguas cristalinas de esta cala de canto rodado, sin arena y con bolos, harán las delicias de los amantes del snorkel.

Cala Mascarat en Altea.

Cala Barra Grande en Altea

Altea también posee otro rincón virgen y que hasta el momento solo conocían los vecinos de la zona. Se trata de una cala nudista que ni siquiera está señalizada y que recibe el nombre de Barra Grande. La claridad de sus aguas la hace idónea para bucear, por lo que no olvides tus gafas de bucear si acudes a este lugar que se sitúa entre la Punta del Mascarat y la cala del Racó del Corb. Al tratarse de una cala de difícil acceso, no cuenta con parking ni tampoco vigilancia del baño.

Cala Barra Grande en Altea. INFORMACIÓN

Cala Llebeig en Benitatxell

La ruta de los acantilados del Poble Nou de Benitatxell, del Moraig a la cala Llebeig, atrae a cada vez más bañistas. Sin embargo, esta cala de agua clara y vistas impresionantes sigue siendo, en cierta forma, íntima. No es por falta de atractivo sino por su difícil acceso que muchos desconocen.

Cala Llebeig en Benitatxell.

Y es que para acceder hay que recorrer un largo trecho, unos 40 minutos, y atravesar algunos tramos de auténtico vértigo. Asimismo, antes de llegar al abrupto descenso a la cala, la trocha discurre colgada del abismo. Por tanto, si acudes a esta cala de la provincia de Alicante, no lo hagas cargado con nevera o sillas y ponte un buen calzado.

Cala dels Testos en Benitatxell

La cala dels Testos, también en Benitatxell, está muy cerca de El Moraig y la Cova dels Arcs. Se trata de una cala, casi virgen, de difícil acceso dado que hay que descolgarse por varias cuerdas en la ruta para acceder a ella. Un trayecto no apto para gente con vértigo o poca agilidad pero el resultado final merece la pena.

Cala dels Testos en Benitatxell.

Cueva del Barbero en Benidorm

El parque natural de Serra Gelada aguarda un secreto que no muchos conocen. Se trata de la Cueva del Barbero, en Benidorm, que alberga una cala rocosa en su interior. Al igual que sucede en la mayoría de estos rincones escondidos, su acceso es complicado dado que no hay indicaciones y también cuesta descender a ella si no se es una persona ágil. Tampoco es recomendable para niños dado que hay peligro de caídas por los acantilados.

Las mejores calas de la provincia de Alicante

Estas son las mejores calas de la provincia de Alicante

Te puede interesar:

Las 74 playas de Alicante con bandera azul

47

Banderas Azules 2021: Las mejores playas de la provincia de Alicante A. A. S.