Tras las restricciones que se han vivido a lo largo de la pandemia, se redujeron las opciones para salir con la familia o amigos. Por ello, uno de los planes más afamados y al aire libre son los atardeceres. La provincia de Alicante cuenta con numerosos enclaves tanto de costa como de montaña para disfrutar de unas vistas en las noches de verano. Durante esta época estival, la caída del sol se da aproximadamente sobre las 21:28 horas.

1. La Cruz de Benidorm

A 200 metros de altura, situado en el Parc Natural de Serra Gelada se encuentra el mirador de la Cruz de Benidorm. Unas vistas hacia la ciudad que nunca duerme junto con sus rascacielos que rozan las nubes. Además, como ciudad de gran interés turístico suele estar bastante concurrido tanto de turistas como deportistas que deciden admirar la panorámica.

La Cruz de Benidorm: el mirador de la ciudad que nunca duerme David Revenga

2. Mirador Aguamarga

Al sur de la ciudad de Alicante, junto al barrio de San Gabriel, se encuentra el mirador de Aguamarga. Estas vistas se sitúan en la sierra de los Colmenares a lo largo de la red de senderos urbanos de la ciudad alicantina. El mirador alcanza los 100 metros de altitud y tiene un banco para descansar o disfrutar de las vistas. Además esta ruta urbana cuenta con diferentes balcones orientados tanto al mar como al interior de la ciudad. Normalmente es un lugar tranquilo y concurrido por deportistas o senderistas de la zona.

Red de senderos urbanos en la Sierra de los Colmenares Miguel López

3. Cala Almadraba

El Campello tiene una costa repleta de diferentes calas, playas y yacimientos arqueológicos. La cala Almadraba puede ser una buena opción para disfrutar del atardecer en una noche de verano.

4. Faro de Santa Pola

La provincia de Alicante cuenta con siete faros repartidos por la Costa Blanca, entre ellos el faro de Santa Pola. Este lugar es muy concurrido por turistas y habitantes de la provincia, ya que hay diferentes rutas de senderismo en los alrededores. Además, esta torre es testigo de una actividad que disfrutan los más atrevidos, quienes se lanzan en parapente.

5. Balcón de Alicante

Desde el interior de la provincia se encuentran magníficas panorámicas de atardeceres. El Balcón de Alicante se sitúa dentro del Paraje Natural de la Serra del Maigmó y la Serra del Sit. A 980 metros de altura sobre el nivel del mar, se aprecian tanto las montaña como la costa alicantina. Para acceder a este balcón se puede llegar fácilmente con el coche o través de las diferentes rutas por la sierra.

Te puede interesar: